que San Bernardo de Claraval excomulgó a unas moscas

Cuenta la leyenda que allá por el 1121, San Bernardo de Claraval, harto de que sus feligreses se viesen molestados por las moscas durante sus misas, no pudo soportar más y espetó un furioso “¡Yo os excomulgo!”.

Lo curioso en sí de dicho caso, no es que San Bernardo excomulgara a las moscas (que también), sino que al día siguiente aparecieron todas muertas, y nunca más volvieron a molestar a sus feligreses.

 

mosca

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame