la relación entre el origen de la palabra "asesino" y el hachis

La palabra “asesino” proviene del término árabe “aššāšīn” que quiere decir: “Adicto al cáñamo” según el Diccionario de la RAE, “bebedor/tomador de hachis” según otras fuentes.

Con este nombre se conocía a un pequeño grupo religioso-militar que sembraba el pánico por diversos países de Oriente Medio entre el siglo IX y el XIV.

Eran unos guerreros feroces, que en sus ritos iniciáticos y en sus “trances” anteriores y posteriores a alguna misión siempre consumían hachis, de ahí su nombre.

Fueron conocidos por asesinar a personalidades militares y políticas (reyes y príncipes) de la época con suma facilidad, sin importar si estaban fuertemente protegidos o no.

Sus hazañas creaban pánico entre la población, que no dudó en darles el nombre de aššāšīn”, llegando hasta nosotros el término “asesino” para referirnos a aquel que realiza el mismo acto que hacían éstos.

 

a

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame