el origen del roscón de reyes

El roscón de reyes es un dulce tradicional que se come el día 6 de enero y que en la actualidad suele tener fruta escarchada por encima y estar relleno de crema de diferentes sabores, en el que se esconde en su interior una figurita y un haba.

El origen de esta tradición la encontramos en pleno Imperio Romano, donde se celebraba que el solsticio de invierno acababa y empezaban los días con más luz y sol con varios días de fiesta.

En esta fiesta se repartían entre los esclavos y los plebeyos un dulce hecho a base de miel, frutos y frutas secas; con el que simbolizar que el nuevo año que venía empezaba de manera dulce, olvidando las amarguras del pasado período.

Posteriormente se introdujo en el interior del mismo un haba que significaba todo lo bueno que estaba por venir, cargando de “buena suerte” al afortunado que la encontrase.

rr

 

Otras fuentes indican que fue Luís XV el que propagó esta costumbre, una vez que su pastelero le hizo un dulce similar al roscón en el que escodió un regalo para el monarca; algo que dejó al mismo fascinado, propagando esta costumbre entre sus súbditos e introduciendo una moneda en el interior del mismo como sorpresa.

Se citan también a pasteleros de diferentes monarquías europeas como los introductores de la costumbre, incluso distintos orígenes relacionados con ciertos dulces con sorpresa en su interior que se daban a los niños en Francia, pero parece que gana peso entre los estudiosos del tema el origen romano del mismo.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame