el origen de las postales navideñas

Actualmente cada vez escribimos menos postales para desearnos Feliz Navidad, pues es mucho más cómodo enviarnos un whattsapp, sms, email, postal virtual o simplemente realizar una llamada telefónica; pero hasta no hace mucho esta era una costumbre bastante arraigada en la sociedad.

Su origen lo encontramos en 1843 en Inglaterra, y el ideólogo será Sir Henry Cole.

Lo normal en esa época era escribir una breve carta deseando lo mejor al destinatario, aunque el problema venía cuando tenías que repetir ese ritual con cada amistad a la que debías enviar tal escrito; ya que no era lo mismo escribir 10 cartas que 100.

Esto le pasaba a nuestro protagonista, pues eran tantos los compromisos que debía cubrir con felicitaciones navideñas que decidió encargar a un amigo suyo, el pintor y dibujante John Callcott Horsley, que diseñara una tarjeta con la que poder ir luego a una imprenta y sacar cuantas copias necesitase para así ahorrarse el trabajo de escribir a mano cientos o miles de cartas.

 

pppp

Primera postal navideña realizada por J.C.Horsley (1843).

 

La imagen final fue una litografía pintada a mano a color en la que se podía ver en el centro de la misma a una familia que brindaba por los amigos ausentes y en los laterales la realización de dos buenas acciones (gente dando comida a los necesitados en un lado, y en el otro ropa a los pobres) y en la que se leía “Feliz Navidad y Feliz Año Nuevo para usted”.

Poco a poco esta costumbre se irá extendiendo, traspasará fronteras, se comenzarán a imprimir postales en serie e incluso la realeza empezará a mandarlas; dando origen a una tradición navideña más.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame