el origen de la palabra "nefasto"

El origen de la palabra “nefasto” lo encontramos en la antigua Roma, cuando se designaba bajo este término a una serie de días en los que la actividad normal se veía interrumpida, debido a la prohibición de llevar a cabo acciones cotidianas por estar dichos días consagrados a las divinidades.

No se podían hacer acciones habituales como guerrear, administrar justicia o hacer negocios; pues estos días pertenecían exclusivamente a los dioses, de manera que se reservaban para la actividad religiosa.

En el lado opuesto se encontraban los días “fastos”, en los que lo anteriormente citado estaba permitido, exceptuando los que dentro de los “fastos” se denominaban “comitiales”, en los que se llevaban a cabo comicios.

Con el tiempo fue evolucionando el significado de dicha palabra  hasta el actual de “triste, funesto u ominoso”, como lo define el diccionario de la Real Academia Española de la Lengua.

n

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame