el origen de la expresión "¡vete a la porra!"

Cuando alguien nos molesta o queremos que nos deje tranquilo una de las expresiones más comunes que podemos utilizar es la de “¡vete a la porra!”.

El origen de esta expresión lo encontramos en el mundo militar, concretamente en la vara que usaba el tambor mayor según unas fuentes, o el sargento mayor según otras, para marcar el ritmo de la tropa.

Una vez llegaban al lugar donde iban a montar el campamento se solía clavar la vara o porra en el suelo, marcando el centro del mismo.

Cuando algún soldado cometía alguna falta leve se le mandaba a la porra, es decir, a permanecer de pié junto a la vara hasta que su superior considerase que había cumplido suficiente “condena” y podía volver con el resto de compañeros.

 

t

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame