el origen de la expresión "tener ínfulas"

Decimos que alguien “tiene ínfulas” cuando muestra presunción, vanidad o aires de grandeza de una manera desproporcionada y generalmente sin motivo alguno; aparentando cierto “estatus social” o importancia que no le corresponde.

Las ínfulas eran unas cintas que se usaban en la antigua Roma y que los personajes de alta clase se colocaban en la cabeza a modo de diadema, de la que colgaban otras dos tiras conocidas como “vittae” (de color púrpura o blanco).

A mayor número de tiras y mejor calidad en el acabado de las mismas, más importancia, prestigio o relevancia del personaje que las vestía dentro de la sociedad.

 

ti

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame