el origen de la expresión "tener buenas aldabas"

Por “tener buenas aldabas” entendemos el tener un “padrino” o suficientes influencias como para no pasar apuros.

El origen de esta expresión lo encontramos en las aldabas (lógicamente), unas piezas metálicas que se colocaban en las puertas y que servían para llamar mediante su golpeo. Cuanto mayor era su tamaño, mayor la importancia o poder adquisitivo de la familia a la que pertenecía la casa; siendo por tanto un indicador del estatus social.

 

aldaba

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame