el origen de la expresión "Se armó la de Dios es Cristo"

Usamos la expresión “Se armó la de Dios es Cristo” para hacer referencia a que se ha desatado una pelea o una discusión en la que el alboroto es tal, que parece imposible llegar a un buen entendimiento de forma pacífica o sosegada.

Esta expresión tiene su origen en el Concilio de Nicea, celebrado entre el 20 de mayo y el 25 de julio del 325 d.C, convocado por el Emperador Constantino y presidido por el Obispo Osio de Córdoba.

 

salddec

 

En dicho Concilio se trataba de discutir sobre las 2 opiniones encontradas sobre la naturaleza humana y divina de Cristo.

De un lado estaba Arrio, que decía que Cristo era hijo de Dios, pero no Dios mismo (Presbítero de Alejandría que llevaba con esta idea desde el 318 d.C), apoyado por el prestigioso Eusebio de Nicomedia; por otro lado estaba la teoría de Alejandro (Obispo de Alejandría), representante de la “corriente oficial” que establecía que Cristo era verdadero hombre y también verdadero Dios, teniendo por tanto una doble naturaleza.

Al parecer el lío fue monumental, se produjeron peleas, riñas y lo más suave fueron las discusiones acaloradas… dando lugar a una expresión que ha llegado hasta nuestros días.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame