el origen de la expresión "quedar en agua de borrajas"

Usamos la expresión “quedar en agua de borrajas” cuando tenemos ciertas esperanzas puestas en algo y éstas se diluyen de manera repentina, quedando en nada.

La borraja es una planta silvestre a la que se le atribuía cierta capacidad de dejar embarazada a una mujer simplemente con el hecho de pisarla o beber el caldo tras su cocción, de manera que cuando tras la ingesta del líquido esto no ocurría, se decía que había “quedado en agua de borrajas” disipándose por tanto las esperanzas y expectativas de maternidad.

Hay que indicar también que en su origen, la expresión no hacía referencia a la borraja, sino a la cerraja, una especie de lechuga salvaje que también se hervía para consumir, quedando un caldo posteriormente que no tenía ningún nutriente, sabor o valor alimenticio, llamándosele “agua de cerrajas”; aunque pasó al refranero la segunda planta debido a que era mucho más conocida que la primera, y en parte, por la similitud de sonidos a la hora de pronunciarlas.

 

b

Borraja.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame