el origen de la expresión "meterse en camisa de once varas"

Cuando alguien se va a complicar la vida de manera innecesaria decimos que se está metiendo o se va a meter en “camisa de once varas”.

Esta expresión tiene su origen en una costumbre medieval para adoptar hijos o para legitimar a los bastardos; algo que podría ocasionar problemas en el futuro si te salía el vástago rebelde o te daba más problemas o preocupaciones de la cuenta por cualquier motivo (de aquí el uso de meterse en problemas de una manera innecesaria).

Según la tradición, el padre o la madre debían vestirse con una camisa bastante holgada, a modo de faldón enorme, y el pequeño o la pequeña que fuese a ser adoptado/a o legitimado/a debían introducírselo por una de las mangas del ropaje y sacarlo por el cuello; imitando por tanto una especie de parto.

Indicar también que la camisa no medía en realidad once varas, pues si ese fuese su tamaño real, estaríamos hablando de una camisa de algo menos de 10 metros.

De aquí vienen frases que anteceden a la nuestra, como “metelo por la manga y salirse os ha por el cabezón” o “entrar por la bocamanga y salir por el cabezón”.

k

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame