el origen de la expresión "irse al garete"

Cuando algo nos ha salido mal decimos que “se ha ido al garete”, pero también podemos usar esta expresión para indicarle a alguien que nos deje de molestar, diciéndole que se vaya al “garete”.

Al parecer y según el Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua, la palabra “garete” viene de la construcción francesa “être égaré”, cuyo significado es “andar extraviado”.

Su uso comenzó siendo marinero, usándose para indicar que una embarcación andaba a la deriva, sin rumbo ni gobierno, y a merced de los vientos y corrientes marinas; evolucionando hasta el uso actual de tal expresión.

 

iag

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame