el origen de la expresión "ir de tiros largos"

Usamos la expresión “ir de tiros largos” cuando queremos referirnos a que alguien va vestido con sus mejores galas, de forma elegante y refinada.

Tiene su origen en los carruajes que iban tirados por caballos, y la forma en la que estos eran dispuestos.

Por lo general, tener un carruaje era ya un signo de distinción y de alta posición social.

Cualquiera que tuviese uno podía poner a tirar del mismo a un número indeterminado de caballos (incluso existían familias que no eran de “alta cuna” y que podían poner a tirar de su carruaje a un número mayor de caballos de lo que en principio podía el mismísimo rey), pero para que hubiese una distinción algo más evidente entre la monarquía y la nobleza (dentro de éstos sólo los Grandes de España o los que tenían un permiso especial concedido por el monarca podían hacerlo) del resto de los propietarios de carruajes, se dispuso el privilegio de que en su caso el tiro delantero fuese más separado del resto de lo que era habitual; denotando por tanto un nivel social más elevado al tener los “tiros” o correas que sujetaban a los equinos, largos; expresión que fue variando con el paso del tiempo hasta su uso actual.

 

tl

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame