el origen de la expresión "dar palos de ciego"

La expresión “dar palos de ciego” se usa principalmente cuando queremos referirnos a que se está realizando o llevando a cabo algo sin saber muy bien cómo hacerlo; titubeando, dudando, y sin un rumbo fijo… con pocas probabilidades de éxito final.

Parece ser que el origen se encuentra en una modalidad del actual “Juego de la Piñata”, que se llevaba a cabo en la Edad Media.

Esta modalidad consistía en arrojar uno o varios cerdos a una plaza vallada o un lugar delimitado para que el animal no pudiera escapar, mientras un determinado número de personas ciegas provistas de un palo trataban de darle caza.

Ambos contendientes daban rabiosos e impetuosos golpes para intentar matarlo y llevárselo como recompensa… el problema venía cuando algunos de estos golpes se los propinaban entre ellos; algo que divertía mucho más a los asistentes a tan lamentable espectáculo.

En la actualidad el juego tiene como protagonista a una persona con los ojos vendados que tiene que golpear una vasija de barro (o un contenedor de papel) que está colgado a una altura variable y que contiene en su interior golosinas y otros productos similares.

 

d

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame