el curioso origen de la palabra "anhelar"

La palabra “anhelar” tiene un significado tan curioso como lógico y simple.

Cuando anhelamos algo, nos referimos a que lo deseamos con vehemencia, que lo queremos de una manera ansiosa, llegando incluso a parecer casi una necesidad enfermiza.

Pues el origen lo encontramos en la palabra latina “anhelāre”, cuyo significado es “respirar con dificultad”; produciéndose una curiosa evolución y relación de ambos términos, asociando el estado de “nervios” o de “intranquilidad” que nos puede producir el desear enormemente algo, con el de tener dificultades para respirar correctamente, una especie de jadeo fruto de la alteración o el nerviosismo que tenemos por el ansia de no tener lo deseado.

 

a

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame