cuál es el origen de las notas musicales

El origen de las notas musicales data de las primeras décadas del Siglo XI, cuando el monje benedictino Guido D´Arezzo usó un himno que se solía cantar en las vísperas de la celebración de San Juan Bautista y tomó las primeras letras de cada párrafo para crear estas notas.

Este himno tenía la particularidad de que a cada estrofa iba subiendo la entonación que se debía realizar, por lo que era perfecto para las intenciones del monje.

El himno es el siguiente:

 

Ut queant laxis

Resonare fibris

Mira gestorum

Famuli torum

Solve polluti

Labii reatum

Sancte Iohannes

 

Aquí tienes el himno cantado:

 

 

Cuya traducción vendría a ser más o menos:

“Para que tus siervos puedan hacer resonar a pleno eco lo maravilloso de tus gestas, limpia los labios impuros San Juan”.

Como anotamos anteriormente, D´Arezzo cogió las primeras letras de cada línea:

Ut, Re, Mi, Fa, Sol, La, Si (de esta última prefirió coger las iniciales de San Juan); llamando a este sistema “solmización”, y sustituyendo al anterior sistema que nombraba las notas según las primeras letras del abecedario (A, B, C, D, E, F, G).

No será hasta el Siglo XVII cuando se cambie “Ut” por “Do”, mucho más fácil de cantar por terminar en vocal.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame