Señor policía...

En una pequeña ciudad, un agente de tráfico detuvo a un joven conductor que iba a gran velocidad por la calle principal.

El joven empezó a protestar:

-Señor agente, déjeme que le explique...

-¡Silencio! Lo retendré hasta que regrese mi jefe.

El muchacho insistía:

-Pero señor oficial, escúcheme, por favor, tengo prisa.

El agente replicó:

-¡Cállese! ¡Ahora mismo, a la cárcel!

Algunas horas después, el guardia fue a ver al detenido y le dijo:

-Ha tenido usted suerte, el jefe asiste a la boda de su hija, cuando regrese estará de buen humor y seguro que le perdona.

-No esté tan seguro, replicó el joven, ¡El novio soy yo!

humor

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame