Lección 5ª

 

 

 

 

 

   

5. ASPECTOS COGNITIVOS EN EL SUJETO CON SÍNDROME DE DOWN.

A lo largo de este epígrafe, describiremos, como el nombre del título bien nos indica, los procesos cognitivos. Éstos, se dividen en dos:

  • Procesos cognitivos básicos.
  • Procesos cognitivos complejos.

+-
5.1. Procesos cognitivos básicos.

            Los procesos cognitivos básicos, a su vez, de dividen en cuatro; los cuales son los siguientes:

  • Sensación.
  • Percepción.
  • Atención.
  • Memoria.

 

 

 

 

 

 

 

LA   SENSACIÓN

 

La sensación se define como el elemento básico que hace posible que nosotros percibamos. Viene conformada por experiencias básicas y simples elicitadas o producidas  por estímulos simples.

            También se puede definir como “vivencia simple, producida por la acción de un estímulo sobre un órgano sensorial.” (Friedrich Dorsch, 1991).

            A estas definiciones, poco podemos agregar, puesto que la única manera de que se dé a conocer es por la propia experiencia. Lo que sí podemos añadir son una serie de características que Luria otorgaba a la sensación.

1. Posee un carácter informativo, elemental, básico. Según esto, sin sensaciones no habría percepciones. La sensación es “el primer escalón en la escalera del conocimiento”.

2. Es selectiva. Esto es, tanto al individuo como a la especie. De esta        manera, tenemos sensaciones de lo que nos conviene e interesa. Así, no captamos todos los estímulos del medio, si así fuese, se produciría una sobrecarga en los receptores sensoriales.

3. Tiene un carácter activo, relacionado con el movimiento. Toda sensación, produce una respuesta activa por parte del sujeto estimulado, si bien esta respuesta no siempre se exterioriza, pudiendo ser interna en vez de externa.

            Hay distintos tipos de sensaciones, dependiendo de la función sensorial que intervenga; así, se pueden distinguir: visual, auditiva, olfativa, gustativa, táctil, de calor, de frío, de movimiento, de posición del cuerpo (sentido del equilibrio), de órganos internos y otras de cuestionable independencia. Además de esto, dentro de una misma sensación se hacen distinciones según la intensidad y la duración.

            Los procesos sensoriales empiezan en las células receptoras, que son “células especializadas (a menudo asociadas con células no receptoras que los rodean formando órganos sensoriales) que actúan como transductores de energía con gran capacidad de amplificación y son muy específicos.”

Estas células receptoras son las encargadas de transformas diferentes tipos de energía. Como, por ejemplo, química si nos referimos al olfato y al gusto, mecánica, si nos referimos al tacto y a la presión o electromagnéticas (mecánica, electromagnética, química, térmica) en potenciales de acción, es decir, información que, más tarde descifrará el sistema nervioso central.

De igual manera, están muy especializadas, de tal manera que sólo responden a un tipo determinado de energía, de tal manera que no responde a estímulos que no correspondan a ese tipo de energía, a no ser que posean una intensidad demasiado elevada.

A continuación, las células transmisoras se encargan de llevar esta información para que se procese. Dentro de dichas células transmisoras podemos encontrar tanto los nervios como los centros de conexión.

Al final, en las proyecciones corticales, se encuentran las células que se encargan de elaborar todo el proceso. Dentro de las proyecciones corticales podemos encontrar:

  • Los polos, que a su vez se dividen en:

 

  • Polo anterior.
  • Polo posterior.
  • Las fisuras, de las cuales hay tres:

 

  • Fisura interhemisférica.
  • Fisura central o de Rolando.
  • Fisura lateral o de Silvio.
  • Los lóbulos, encontrándonos con:

 

  • Lóbulo frontal.
  • Lóbulo temporal.
  • Lóbulo parietal.
  • Lóbulo occipital.

 

CLASIFICACIÓN DE LAS CÉLULAS RECEPTORAS.

Como ya hemos comentado anteriormente, los receptores son células muy especializadas, por lo que existen variedad de criterios de clasificaciones en función de diversas variables; de éstos vamos a ver dos, según el estímulo adecuado y según de dónde provenga el mismo.

  • SEGÚN EL ESTÍMULO ADECUADO.

 

  • Mecanorreceptores: sensibles a la estimulación mecánica. En este caso nos referimos al tacto, la presión, el oído, la vibración, el equilibrio y la presión.
  • Quimiorreceptores: sensibles a sustancias químicas. En este caso nos referimos al gusto,  el olfato, los receptores de oxígeno, dióxido de carbono y pp., y a los osmorreceptores.

 

  • Termorreceptores: sensibles a cambios de temperatura. En este caso nos referimos a la temperatura.
  • Fotorreceptores: sensibles a la luz. En este  caso nos referimos a la retina.

 

  • Nocioreceptores: responsables de la sensación del dolor, responden ante estímulos intensos de tipo mecánico, término o químico. En este caso nos referimos al dolor.

 

B. SEGÚN DE DÓNDE PROVENGA EL ESTÍMULO.

  • Exteroceptores: también llamados distales, son los que actúan a distancia, informándonos de las cosas que suceden lejos de nosotros. Son los más importantes para el hombre, encontramos la audición y la visión.

 

  • Propioceptores: también llamados próximos, nos dan información de la situación en el espacio y sobre el propio organismo en su parte externa.
  • Interoceptores: también llamados internos, son los receptores del interior, es decir, captan los estímulos interiores.

 

 

LA   PERCEPCIÓN

            Podemos encontrar diversas definiciones de dicho concepto, anotaremos solamente dos:

  • “Entrada en la conciencia de una impresión sensorial, llegada previamente a los centros nerviosos.” (Friedrich Dorsch, 1991).

 

  • “Proceso de información representativa según una cierta organización ante una estimulación presente en el ambiente.”

Igual que hacíamos con la sensación, añadiremos una serie de características a las definiciones anteriores:

  • Implica un proceso de recepción sensorial complejo. De tal manera que existe un cúmulo de energía proveniente de diferentes receptores. La percepción implica una interpretación de la sensación, percibiéndolo como un todo con significado.

 

  • Es una información, conocimiento de sí mismo o/y del entorno. Esta característica es común con la sensación.
  • Es una respuesta interior organizada. Por el hecho de ser interna es oculta, aunque puede acusarse desde fuera algunas veces. El hecho de ser organizada viene porque está sometida a una serie de leyes.

 

  • Es un proceso de selección del individuo y la especie. Ya nuestros sentidos son seleccionadores de estímulos. De aquí el poder adaptativo que tiene el hombre.
  • Es una interpretación de la realidad. La percepción no es un reflejo exacto de la realidad, sino que en nuestra manera de percibir influyen nuestros conocimientos anteriores, nuestras expectativas, las características del observador...

 

  • Se asocia con otros procesos psicológicos. Tanto en el plano afectivo como en el cognitivo, (sensación, memoria, atención...).

 

LEYES DE LA PERCEPCIÓN.

A. LEY DE LA AGRUPACIÓN DE ESTÍMULOS.

            La agrupación de los estímulos viene determinada por una serie de factores:

  • Proximidad: a igualdad de condiciones, los estímulos más cercanos parecen unidades conjuntas.

 

  • Semejanza: se perciben como constituyentes del mismo conjunto estimular, los objetos semejantes.
  • Continuidad: a igualdad de circunstancias, tendemos a percibir formando parte de la figura, estímulos que guardan entre sí una continuidad de forma.

 

  • Cierre: cuando falta información sobre alguna de las partes de la figura, tendemos a completar esa información faltante.
  • Destino común: los estímulos que se mueven en común dirección, se perciben como constituyentes del mismo estímulo.

 

  • LEY DE LA FIGURA FONDO.

 

La percepción, viene dada en función de una dualidad (figura-fondo), de tal manera que a la figura se le otorgan unas propiedades con respecto al fondo:

  • Cercanía: la figura se tiende a percibir más cercana que el fondo.

 

  • Color: la figura se tiende a percibir con más color que el fondo.
  • Contorno: se le atribuye a la figura.

 

  • Cosificación: la figura parece más objeto y sustancia que el fondo.
  • Persistencia: la figura se tiende a percibir como más persistente que el fondo.

 

  • Forma: es una característica que atribuimos a la figura más que al fondo.
  • Primacía de lugar: tendemos a percibir la figura en un primer plano con respecto al fondo.

 

  • LEY DE LA CONSTANCIA.

 

A pesar de la mutabilidad que nos rodea, nosotros tendemos a percibir la diversidad y pluralidad de estímulos, ya sean objetos o sean situaciones,  como algo estable y continuo, a pesar de los cambios en la información sensorial.

 

ILUSIONES Y ALUCINACIONES.

Dos conceptos estrechamente ligados al de percepción son los de “ilusiones” y “alucinaciones”.

  • Ilusiones: distorsiones que aparecen en la percepción de los estímulos. Por tanto, son percepciones incorrectas de una realidad existente. Ocurren porque nos acostumbramos a percibir un conjunto de estímulos de la misma forma.

 

  • Alucinaciones: percepciones de un estímulo sin que el mismo esté presente. Por el contrario que las ilusiones, no son percepciones incorrectas de una realidad existente, sino la percepción de una realidad que no existe en verdad.

 

LA   ATENCIÓN

Nos encontramos con varias definiciones:

  • “Proceso de focalización perceptiva, que incrementa la conciencia clara y distinta de un núcleo central de estímulos en cuyo entorno quedan otros más difusamente percibimos.” (Pinilla).

 

  • “Actitud consciente dirigida a la observación de una cosa (un objeto, un proceso, una idea, etc.), gracias a la cual tiene lugar la apercepción del objeto.” (Friedrich Dorsch, 1991).

Sin atención no existiría el proceso de aprendizaje; tampoco habría memoria ni pensamiento dirigido. La importancia de la misma es, por consiguiente, de grandes dimensiones.

La atención implica dos supuestos:

  • Actividad: el sujeto tiene que estar activo para que se lleve a cabo el proceso de atención. De tal manera que está alerta, preparado para recibir estimulación y asimilarla.

 

  • Directividad: al estar activo, se dirige hacia un objetivo concreto. Esto, a su vez, implica que haya una selección de los estímulos existentes, ya que tenemos una capacidad limitada.
  • Todo esto deriva en dos consecuencias inmediatas:

 

  • Existe una conciencia clara y distinta de un núcleo determinado de estímulos, (a los que el sujeto ha dirigido esa atención).
  • Aparece un núcleo de estímulos como figura y otro grupo de ellos, el resto, como fondo.

 

LOS DIFERENTES TIPOS DE ATENCIÓN.

 

  • ATENCIÓN INTERNA VERSUS ATENCIÓN EXTERNA.
  • Atención interna: es capaz de autorreflexión, son estímulos interiores.

 

  • Atención externa: se refiere a algo que está fuera del organismo, un estímulo exterior.

 

 

  • ATENCIÓN VOLUNTARIA VERSUS  ATENCIÓN INVOLUNTARIA.
  • Atención voluntaria: depende de los estímulos externos, de su cantidad, movilidad...
  • Atención involuntaria: depende de los determinantes internos, tales como las expectativas y deseos.

 

  • ATENCIÓN ABIERTA VERSUS ATENCIÓN ENCUBIERTA.
  • Atención abierta: la que se puede observar fácilmente, porque hay signos externos de que hay observación. Por ejemplo, si miras a alguien fijamente.

 

  • Atención encubierta: en ésta, no hay signos externos de la misma.

 

 

  • ATENCIÓN DIVIDIDA VERSUS ATENCIÓN SELECTIVA.
  • Atención dividida: cuando se atiende a varios estímulos al mismo tiempo, implica una descentración y nos permite realizar varias cosas al mismo tiempo.

 

  • Atención selectiva: cuando se atiende a un único núcleo de estímulos, implicando una selección, focalización y centración.

LA MEMORIA

La memoria es algo personal, de manera que cada uno tiene la suya propia, sirviéndole de lazo de unión entre lo que sucedió en el pasado, lo que está sucediendo en el presente y lo que va a suceder en el futuro.

Se define como “nombre que los psicólogos dan a los diversos procesos y estructuras que intervienen para almacenar las experiencias y para sacarlas de dicho almacenamiento. Implica un proceso donde hay codificación, almacenamiento, recuperación y olvido.” (L. Davidoff).

 

MODELO DE ATKINSON Y SHIFFRIN.

La memoria no es una unidad única sino que, a su vez, está compuesta por diversas estructuras que actúan conjuntamente. Dichas estructuras son: (según Atkinson y Shiffrin, 1968).

  • Memoria o Registro Sensorial.
  • Memoria a Corto Plazo.
  • Memoria a Largo Plazo.

 

A. LA MEMORIA O REGISTRO SENSORIAL.

Es la encargada de retener la información inmediatamente después de que haya llegado a los receptores sensoriales.

Sus principales características son:

  • Gran amplitud: de tal manera que es capaz de retener una gran cantidad de información.

 

  • Escasa duración: por el contrario, sólo es capaz de retenerla durante un breve tiempo, aproximadamente entre 0.5 y 2 segundos.

Dentro de la misma existen varios tipos:

  • Auditiva.
  • Visual.
  • Táctil.
  • Ecoica.
  • Icónica.
  • Háptica.

 

B. LA MEMORIA A CORTO PLAZO.

            De la información que llega a la memoria a corto plazo, hay una cantidad que se pierde. La que no, pasa a este tipo de memoria.

            Al igual que en la primera, la información es retenida durante un breve tiempo, aunque algo más, aproximadamente entre 15 y 18 segundos. Su capacidad también es limitada, de tal manera que solo puede retener una cierta información.

            “El contenido de la memoria a corto plazo está compuesto por:

  • Datos procedentes del Registro Sensorial que están siendo momentáneamente utilizados.
  • Información que desea retener durante más tiempo.
  • Conocimiento procedente de la Memoria a Largo Plazo.”

 

Sacado de Psicología del desarrollo

 

C.  LA MEMORIA A LARGO PLAZO.

            De este tipo de memoria, no podemos asegurar ni su duración, ni su capacidad; la información se retiene en ella durante un tiempo ilimitado, en función de una serie de variables, como el tipo de información a retener o las expectativas que posee el sujeto.

 

MODELO DE ENDELTULUNG (1985).

            Distinguía entre:

  • Memoria semántica.

 

  • Memoria episódica.

 

 

  • MEMORIA SEMÁNTICA.

Se define como un “vasto almacén de conocimientos a cerca del significado de las palabras y las relaciones entre estos significados”. Los conocimientos que se guardan aquí han sido recopilados a lo largo de todos los años de vida del sujeto, y son más difíciles de aprender y de olvidar.

 

  • MEMORIA EPISÓDICA.

“Conserva la información más específica que tiene un significado personal para nosotros”.

Es una especie de diario personal que vamos formando de nuestras experiencias, su contenido es más fácil de aprender y olvidar, dependiendo de un factor emocional.

 

2.2. Los procesos cognitivos superiores.

            Los procesos cognitivos superiores son dos:

  • El pensamiento.
  • El lenguaje.

 

EL PENSAMIENTO

 

Es la denominación genérica de “una serie de procesos no bien definidos ni articulados entre sí, y que abarca desde la formación de conceptos a la resolución de problemas, desde el razonamiento al pensamiento creador”. (Juan Mayor, 1980).

Otra definición es la que nos ofrece Friedrich Dorsch: “la elaboración interpretativa y ordenadora de informaciones. Designa también el ejercicio de funciones intelectuales o de conducta   cognitiva, como la formación de conceptos y diversas operaciones con estos o con otros esquemas de diferente grado de abstracción (conocimientos, estructuras cognitivas para reconocer, descubrir o proponer relaciones entre ellos). Designa, finalmente, las operaciones tendentes a la solución de problemas.”

Un problema es una situación en la que un sujeto desea alcanzar una meta y se encuentra con dificultades para conseguirlo. Para resolver los problemas hemos de romper nuestra fijeza funcional, que es la manera habitual que tenemos de comportarnos. Esto es una cosa positiva, pero puede resultarnos negativo a la hora de resolver un problema.

Entre las diversas formas que hay de resolver los problemas, vamos a enumerar las siguientes:

  • Método del escalonamiento de la colina.
  • División en submetas.
  • Análisis medio-fin.
  • Método del retroceso o trabajar hacia atrás.
  • Sacrificar ganancias.

 

(Ver Anexo: “Juegos para fomentar los procesos cognitivos básicos: sensación, percepción, atención y memoria”)