Lección nº 5

 

 

 

       

 

La concordancia del participio pasado en los tiempos compuestos

.

Los tiempos compuestos se forman con al auxiliar, que, como vimos en las lecciones anteriores, puede ser “essere” o “avere” y el participio pasado. Las dificultades más importantes en el aprendizaje de este aspecto de la gramática italiana, aspecto fundamental si se piensa en el número de verbos compuestos que habitualmente se emplean en italiano, se centran en la elección del auxiliar.

Ya hemos analizado en profundidad este argumento en las lecciones anteriores. Sin embargo también la concordancia del participio pasado suele generar problemas, debido a la complejidad de las normas que la regulan y, sobretodo, a la diferencia entre el castellano y el italiano.

En castellano, en los tiempos compuestos se usa siempre el participio masculino singular. En italiano, no. Veamos ahora los casos en los que hay concordancia del participio pasado con el sujeto al que se refiere.

1. Auxiliar Essere

Cuando el verbo compuesto se construye con el auxiliar “essere” siempre hay concordancia del participio pasado.

Ejemplos:

Ieri Mario è andato al cinema. (Ayer Mario ha ido al cine.)

Ieri Carla è andata al cinema. (Ayer Carla ha ido al cine.)

Ieri Mario e Luca sono andati al cinema. (Ayer Mario y Luca han ido al cine.)

Ieri Carla e Luisa sono andate al cinema. (Ayer Carla y Luisa han ido al cine.)

2. Auxiliar Avere

Cuando el verbo compuesto se construye con el auxiliar “avere” hay concordancia solo si el participio pasado depende de un pronombre directo o un “ne” partitivo, que en la frase tiene el mismo valor de un pronombre directo.

Ejemplos:

a. Pronombre directo:

- Ho comprato un gelato e l’ho mangiato. (He comprado un helado y lo he comido.)

En este caso el participio “mangiato” depende del pronombre directo “lo”, que sustituye el sustantivo masculino singular “gelato”.

- Ho comprato una mela e l’ho mangiata. (He comprado una manzana y la he comido.)

En este caso el participio “mangiata” depende del pronombre directo “la”, que sustituye al sustantivo femenino singular “mela”.

- Ho comprato due libri e li ho letti. (He comprado dos libros y los he leido)

En este caso el participio “letti” depende del pronombre directo “li”, que sustituye el sustantivo masculino plural “libri”.

- Ho comprato due rose e le ho regalate a Eva. (He comprado dos rosas y se las he regalado a Eva.)

En este caso el participio “regalate” depende del pronombre directo “le”, que sustituye el sustantivo femenino plural “rose”.

b. Ne partitivo:

- Ho comprato cinque mele e ne ho mangiate due. (He comprado cinco manzanas y he comido dos.)

En este caso el participio “mangiate” depende del partitivo “ne”, que sustituye el sustantivo femenino plural “mele”.

- Ho comprato cinque mele e ne ho mangiata una. (He comprado cinco manzanas y he comido una.)

En este caso el participio “mangiata” depende del partitivo “ne”, que sustituye el sustantivo femenino singular “mela”.

Hay que recordar que en este tipo de frases el partitivo “ne” es obligatorio. Este caso de utilización de “ne” resulta especialmente complicado para los hispanohablantes, a los que puede parecer una inútil repetición. También es necesario el uso del “ne” partitivo en los casos en los que se considera una cantidad nula.

Veamos un ejemplo:

- Ho comprato cinque mele e non ne ho mangiata nessuna. (He comprado cinco manzanas y no me he comido ninguna.)

En este caso el participio “mangiata” depende de “ne”, que sustituye “nessuna mela”, femenino singular.

.
Ejercicio

Traduce las frases.

(Para ver las soluciones hacer click en texto; doble click vuelve a posición original)

.

Lee y escucha el diálogo

Sonidos

 

 

(Para ver la traducción hacer click en texto; doble click vuelve a posición original)


.