Los mejores cursos GRATIS © AulaFacil.com
sábado, 21 octubre 2017 español
Síguenos
Publica tu curso
¿Cómo Funciona AulaFácil?

Metodología propuesta por la norma UNE 150008:2008

La norma UNE 150008:2008 tiene por objeto describir una metodología para analizar y evaluar el riesgo ambiental, así como establecer las bases para una gestión eficaz del mismo y facilitar la toma de decisiones en esta materia, en el ámbito de las empresas, administraciones públicas y otras organizaciones.

Por otra parte, la estructura y el contenido de la norma obedecen a la necesidad manifestada por diversos grupos de interés, de establecer un marco de referencia para la posible verificación por tercera parte de estudios sobre el Análisis y  evaluación del riesgo ambiental en diversas situaciones y actividades.

Esta norma es aplicable a emplazamientos, actividades y organizaciones de cualquier naturaleza y sector productivo, considerados tanto en su conjunto como por unidades de proceso o líneas de negocio individualizadas. Por otra parte, la norma se aplica tanto a emplazamientos concretos como a actividades con múltiples centros o ubicaciones multisitio, siempre y cuando entre estos exista un nexo evidente desde el punto de vista de su organización, objeto y unidad de negocio.

La norma sirve de referencia para la elaboración de informes, Análisis y evaluaciones del riesgo ambiental en las fases de diseño, construcción, puesta en marcha, operación o explotación, así como para el desmantelamiento o demolición de la instalación.

De esta forma, el proceso de para identificar, evaluar y gestionar el riesgo ambiental que propone la norma, se puede resumir en el siguiente esquema.

 

L-12-1

 

Como buena forma de comenzar el Análisis de Riesgos Ambientales, la norma establece una serie de consideraciones que se consideran claves para garantizar un resultado adecuado al fin que se persigue. Dichas consideraciones son:

  1. Se debe definir la composición, la experiencia y los conocimientos de los miembros del equipo de trabajo, de manera que dicho equipo esté capacitado para adquirir, procesar y evaluar con solvencia la información necesaria.
  2. Se debe justificar explícitamente el alcance del estudio que se va a realizar. Durante el desarrollo de los trabajos, puede replantearse el alcance del estudio a la luz de los resultados recabados.
  3. Debe considerarse como una parte fundamental del Análisis preliminar la  identificación del grupo o grupos de interés relevantes con respecto al objeto del estudio.

En cualquier caso, el equipo humano que realice el estudio, debe estar integrado por profesionales de diversas disciplinas con suficiente formación y experiencia en los métodos y técnicas para el Análisis, y en la evaluación del riesgo, así como en la  actividad objeto de Análisis y en otros aspectos específicos de los distintos factores ambientales afectados por el alcance del estudio. Asimismo, debe asegurarse la dotación de los medios técnicos suficientes y apropiados para generar un estudio fiable en el plazo establecido al efecto.

            Igualmente, es necesario diseñar y mantener un plan de revisión de todo el proceso de Análisis y evaluación de los riesgos ambientales de la organización ya que las circunstancias son cambiantes. La frecuencia y el alcance de dicha revisión deben documentarse y justificarse en virtud de criterios como la complejidad de la actividad, la fragilidad del entorno, el marco legal, etc. entre otros criterios recogidos expresamente en la norma.

Son muchas las metodologías que se han desarrollado para realizar Análisis de riesgos ambientales. Las principales diferencias entre unas y otras radican habitualmente en la mayor o menor exhaustividad y precisión de las técnicas y las herramientas con las que trabajan, la información de partida que precisan y, como consecuencia de todo ello, el nivel de detalle de los resultados obtenidos.

En la siguiente gráfica se presenta de forma esquemática un proceso completo de Análisis de riesgos, tal como lo contempla la norma UNE 150008:2008.

A partir de dicho esquema, la norma desarrolla las distintas partes de la metodología del Análisis de riesgos, partiendo  de este primer Análisis conceptual. 

 

L-12-2

 

L-12-3

 

El primer paso que se debe dar es identificar, caracterizar y determinar las posibles fuentes de peligro y los peligros, estando éstos relacionados principalmente con las sustancias utilizadas, así como con las condiciones y actividades de almacenamiento, procesamiento y eliminación, y con las fuentes de energía que se utilizan. También es necesario tener en cuenta que pueden ser fuentes de peligro las actividades, los procesos, los elementos del entorno que puedan entrañar peligro para la instalación, la organización, la gestión de recursos humanos y los  materiales, entre otros.

Es habitual en esta fase de trabajo emplear una combinación de métodos o herramientas para la identificación y el Análisis. Se suelen aplicar primero técnicas más generales sobre el conjunto de las instalaciones industriales con el objetivo de que nos proporcionen una jerarquización de las distintas secciones o unidades, tanto de proceso como  auxiliares, en función de su potencial de riesgo, para aplicar posteriormente otro tipo de herramientas más precisas y exigentes sólo a aquellas secciones o unidades de mayor riesgo potencial, permitiendo con ello optimizar los recursos empleados.

 

L-12-4

 

Una vez completada la identificación de peligros, se deben identificar los sucesos iniciadores, considerando suceso iniciados como un hecho físico que se ha identificado a partir de un Análisis causal y que puede generar un incidente o accidente.

 

L-12-5

 

L-12-6

 

Una vez identificados los sucesos iniciadores más significativos, es preciso proceder a asignarles una probabilidad de ocurrencia. Para ello, la organización puede utilizar instrumentos como datos históricos de la organización, datos históricos del sector o actividad, bases de datos históricos de accidentes, información de fabricantes, proveedores, o bibliografía especializada.

 

L-12-7

 

A continuación, la organización debe identificar para cada suceso iniciador seleccionado, todos los posibles escenarios de accidente (origen y evolución) que de él se deriven y las consecuencias a que pudiera dar lugar, siendo necesario para ello identificar y documentar todos los caminos que pudieran seguir los sucesos iniciadores, en función de la existencia, ausencia o fallo de las medidas de prevención previstas para que el accidente no ocurra.

 Asimismo, deben documentarse las medidas de mitigación previstas en caso de que se produjera el accidente.  

 

Unidad/proceso

Pintado en cabina

Escenario accidental

Incendio en la cabina de pintura

Causas del accidente

Error humano

Cortocircuito en el sistema de alumbrado. Funcionamiento defectuoso de la campana extractora

Suceso iniciador

Formación de una atmósfera explosiva

Descripción del escenario

En la operación de pintado de chapa con pistola, debido a la pulverización de la pintura diluida con el disolvente (xilenos), se forma una nube inflamable. La cantidad de sustancia considerada en el accidente corresponde a la existente entre los límites de explosividad. La nube entra en contacto con una fuente de ignición, provocándose la deflagración de la nube. Esto causa el incendio del material filtrante de la campana, que está impregnado de pintura. El incendio causa daños materiales a los equipos próximos. Además, causa el desprendimiento de gases de combustión con características de peligrosidad que causan problemas respiratorios y contaminación atmosférica en un radio de unos 500 m.

Medidas preventivas

Prohibición de fumar en la zona de pintado

Medidas de mitigación

Detectores de humos.

Sistemas automáticos de extinción de incendios

 

De esta forma, para poder establecer los distintos escenarios de accidente, es necesario estudiar hasta conocer en profundidad el entorno de la actividad, hasta conocer la capacidad de acogida de los factores ambientales susceptibles de verse afectados por la materialización de un riesgo.

En este estudio del entorno se deben considerar todos los factores ambientales (medio físico, medio biótico, etc.), así como ciertos factores condicionantes del entorno que pueden tener un papel relevante por su potencial efecto multiplicador o dispersor del  peligro así como por su influencia en el grado de exposición al mismo.

Una vez conocidos los diferentes escenarios de accidente, es necesario calcular la probabilidad de ocurrencia de cada uno de ellos, calculándose como el resultado de la composición de las probabilidades asignadas a cada uno de los eventos o alternativas recogidos en el árbol de sucesos. .

 

L-12-9

 

 La organización debe estimar el posible daño o consecuencias que cada uno de los escenarios postulados causan sobre el entorno receptor. La técnica desarrollada en esta norma recoge cuatro criterios que se deben evaluar para cada uno de los tres entornos.

 Para estimar la gravedad de las consecuencias se deben aplicar las siguientes fórmulas, en las que se consideran los criterios antes citados:

 

L-12-10

 

Siguiendo la técnica recogida en esta norma, cada uno de estos criterios se puntuar entre 1 y 4, asignándole un valor según se defina previamente. Así, para estimar las consecuencias del Escenario 1 para el entorno humano (población afectada) se han considerado, a modo de ejemplo, los siguientes criterios de valoración de consecuencias:

 

L-12-11

 

 Continuando con el ejemplo, la cantidad de xilenos que puede generar una atmósfera explosiva es inferior a 500 kg (cantidad = 1). Esta sustancia es inflamable y explosiva (peligrosidad = 3). El suceso se considera extenso (en la descripción del suceso se supone alrededor de 500 m) y no se espera que los receptores afectados sean más de 25, que es el número de trabajadores en un radio de 500 m (receptores = 2).

 De esta manera, el cálculo de las consecuencias sobre el entorno humano sería el siguiente: 

 

Cantidad

+ 2 x peligrosidad

+ extensión

+ población afectada

= gravedad sobre el entorno humano

1

+ (2 x 3)

+3

+ 2

= 12

 

De acuerdo con los criterios desarrollados en la técnica descrita en esta norma, la valoración de la gravedad de las consecuencias se realizará según los siguientes baremos:

 

 

Valoración

Valor asignado

Crítico

Entre 20 - 18

5

Grave

Entre 17 - 15

4

Moderado

Entre 14 - 11

3

Leve

Entre 10 - 8

2

No relevante

Entre 7 - 5

1

 

Análogamente, deberá realizarse esta estimación para el medio natural y el entorno socioeconómico.

Una vez estimadas las probabilidades/frecuencias de ocurrencia de los distintos escenarios identificados y las consecuencias derivadas sobre cada uno de los tres entornos posibles, hay que proceder a la estimación del riesgo.

Riesgo = Probabilidad X Gravedad de las consecuencias.

 De esta forma, a cada escenario le corresponden tres valores de riesgo en función del entorno: el natural, el humano y el socioeconómico.

Siguiendo con el ejemplo, el riesgo determinado para el entorno humano ser de: 

Riesgo = Probabilidad (1) X Gravedad de las consecuencias (3) = 3

Gracias por compartir y gracias por enlazar la página
Compartir en Facebook

¡Suscríbete GRATIS a nuestro boletín diario!:

Búsqueda personalizada
Existen nuevos mensajes en las siguientes salas de chat:

      Recibe gratis alertas en tu navegador, sin configuraciones ni registros. Más info...
      [Me Interesa] | [No me interesa]



      ¿Dudas? ¿Preguntas? Plantéalas en el foro
      Suscríbete Gratis al Boletín

      Escribir la dirección de Email:

      Delivered by FeedBurner

      Destacamos
      Cargando datos...
      Buenos Artículos Diarios

      Sigue a AulaFácil en:

      Ránking Mundial Certificados
      Banner AulaFácil

      Este es un producto de AulaFacil S.L. - © Copyright 2009
      B 82812322 Apartado de Correos 176. Las Rozas 28230. Madrid (ESPAÑA)