23ª CLASE
Coste del Pasivo

24ª CLASE
Ejercicio

25ª CLASE
Ejercicio

26ª CLASE
Costes fijos vs costes variables

 

Lección 22ª

Estructura del Pasivo

La estructura del pasivo de una empresa, a pesar de la flexibilidad que puede presentar, debe cumplir una serie de reglas básicas:

El pasivo a largo plazo (bien sean fondos propios, bien pasivo exigible) debe financiar en su totalidad el activo fijo de la empresa.

Una situación muy peligrosa es financiar inversiones en inmovilizado con recursos a corto plazo.

Estos recursos habrá que devolverlos en el corto plazo y puede que la empresa no disponga de liquidez suficiente.

Además, el pasivo a largo plazo también debe de financiar parte del activo circulante (fondo de maniobra).

De esta manera, la liquidez con la que la empresa puede contar en el corto plazo (activo circulante) es superior a las deudas con vencimiento en el corto plazo, evitando problemas de liquidez.

La empresa debe contar con una estructura equilibrada entre fondos propios y pasivo exigible.

No existe una distribución óptima idéntica para cualquier empresa. La decisión entre que porcentaje del pasivo deben ser recursos porpios y que parte exigible va a depender:

De los medios con los que cuenten los accionistas, salvo que no les importe dar entrada en el capital a nuevos accionistas, lo que implica la pérdida de parte del control de la empresa.

De la elección que haga la empresa entre solvencia y rentabilidad. En principio:

Mientras mayor es el volumen de fondos propios, mayor es la solvencia de la empresa, pero menor es su rentabilidad (medida en términos de ROE = beneficios / fondos propios medios).

Mientras mayor es el endeudamiento menor es la solvencia, pero mayor puede ser su rentabilidad.

a) Nivel de endeudamiento financiero

La empresa sólo debe recurrir al endeudamiento financiero cuando su apalancamiento sea positivo, es decir, el coste de los recursos ajenos sea inferior a la rentabilidad que obtiene de los mismos.

Por supuesto, también podrá (tendrá) que recurrir al endeudamiento cuando no le quede más remedio, en aquellos casos en que necesite fondos adicionales para poder seguir funcionando y los accionistas no puedan (o no quieran) invertir más dinero en la empresa.

El incremento del endeudamiento bancario conlleva:

Incremento del riesgo de la empresa: la carga financiera que tendrá que ir pagando será mayor, por lo que si los ingresos no evolucionan correctamente, la empresa puede tener problemas para atender estos pagos.

Derivado de este mayor riesgo, los tipos de interés que exigan los bancos por la financiación concedida irán aumentando, haciendo la carga financiera aún más gravosa para la empresa.

Mayor será la dependencia de la banca. Hay que recordar que las entidades financieras suelen estar muy dispuestas a conceder créditos cuando la empresa va bien, pero cuando ésta va mal (que es precisamente cuando más necesidad suele tener de esta financiación) las entidades financieras suelen "desparecer".

b) Nivel de fondos propios

Los fondos propios permiten a la empresa contar con un "colchón de seguridad" con el que poder absorver pérdidas que pudieran producirse, garantizando su supervivencia.

El nivel de fondos propios debe ser el adecuado: ni muy reducido (que debilite la estructura financiera de la empresa), ni excesivo, ya que, según hemos comentado, puede penalizar la rentabilidad.

Además, un nivel de fondos propios suficiente es un requisito necesario que van a exigir las entidades financieras para conceder financiación a la empresa.


Clase anterior

Proxima clase

 




Haz AulaFácil tu página de inicio             Envía esta página a un amigo

Envíanos un comentario       Página de Inicio       Contáctanos       ¿Quiénes somos?
Este es un producto de AulaFacil S.L. - © Copyright 2000