Historia de las IAA

A pesar de que los animales forman parte de nuestra vida desde la Antigua Grecia con fines que beneficiaban al ser humano, no fue hasta los años 1700 cuando se empezó a conocer el efecto terapéutico de los animales, ya que en esa fecha tuvieron lugar los primeros informes sobre la efectividad de este tipo de intervenciones.

En este capítulo voy a nombrar algunos de los casos más interesantes de evidencias, aunque existen muchas más.

En el año 1944 y 1945 los perros ayudaban a los aviadores de las Fuerzas Aéreas de los Estados Unidos en los programas de rehabilitación destinados a ellos.

En 1953 el psiquiatra Boris Levinson acuñó el término "terapia" cuando, por casualidad, mientras estaba en una sesión con un niño con autismo, se percató de que su perro había despertado en el niño un interés por interactuar con él que antes no había experimentado. Jingle, el perro de Levinson, corrió hacia el niño y le dio un lametón, a partir de ahí el niño lo abrazó y comenzó a acariciarlo interactuando con el perro. A partir de ahí, Jingle fue el vehículo para que el psiquiatra pudiera trabajar con el niño.

En 1974 se inició un programa para evaluar la influencia de la Terapia Asistida con Animales en un entorno hospitalario, con grandes beneficios.

En 1981 una prisión de mujeres comenzó a entrenar a perros sacados de perreras para que estas los adiestraran y los destinaran a personas que necesitaran de un perro de asistencia.

huellas sombras de animales y humanos 23 2147504112
¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

Verónica Doval Expósito

Psicóloga especialista en Intervenciones Asistidas con Perros

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame