Los mejores cursos GRATIS © AulaFacil.com
  • [Entrada Profesores]
  • Certificaciones
  • [Mi AulaFácil]
jueves, 16 agosto 2018 español
Síguenos
Publica tu curso
¿Cómo Funciona AulaFácil?

Nuestro cuerpo como herramienta básica

En algunas ocasiones, cuando nos encontramos platicando con alguien o asistimos a alguna plática, nos sucede que nos aburrimos, no ponemos atención o inclusive que lo que escuchamos no se nos hace creíble o confiable; pero, ¿por qué sucede esto?  La respuesta es sencilla, lo que se dice no es congruente con lo que se hace.

Por ejemplo, ¿qué pensamos cuando alguna vez una maestra nos felicita porque sacamos diez en su materia pero la expresión de su rostro es de enojo y en lugar de darnos una palmadita en el hombro para demostrarnos su agrado, se voltea dándonos la espalda?

Pensamos: parece que no le agrada mi diez.

Y es que cuando nuestro cuerpo no expresa lo mismo que nuestras palabras, la mente inmediatamente asume que nos están mintiendo, porque el cuerpo también tiene lenguaje, también habla y se expresa; a eso se le llama expresión corporal, lo que el cuerpo comunica con sus movimientos o con su quietud o, inclusive, con su expresión.

Y justo esto último es lo que nos parece aburrido, un cuerpo inactivo, que no expresa, que no tiene movimiento, que no fluye.

No todas las personas saben utilizar su cuerpo como una herramienta básica de lenguaje, de comunicación con los demás. Parecería complicado, pero no lo es tanto si analizamos y observamos todo lo que expresamos sin darnos cuenta, es decir, cuando no lo hacemos de forma consciente. Me refiero a que cuando no nos sentimos observados, cuando simplemente estamos realizando actividades quizá rutinarias, o utilizamos nuestro cuerpo sin poner atención a los movimientos que hacemos, nos estamos comunicando, es decir, estamos proyectando con nuestro cuerpo, inconscientemente estamos comunicando nuestras acciones y hasta nuestros pensamientos; pero cuando tenemos la consciencia de que alguien observa cuidadosamente lo que decimos y lo que hacemos, como caminamos, como nos movemos, es cuando volvemos nuestra expresión corporal en algo mecánico, estudiado o complicado; en ese momento nuestros movimientos dejan de ser naturales. Es entonces que nos empezamos a preocupar por cómo movemos nuestros pies, o que hacemos con nuestros brazos, o en el cómo estamos vestidos o que el espacio es muy grande y no sabemos cómo ocuparlo.

Y el hecho de que nos preocupemos por todas estas cosas, hace que nos olvidemos de lo que tenemos que decir, y logra que nuestros movimientos sean estudiados; y al no saber ya ni que decir ni como movernos nos da como resultado que lo que expresamos con el cuerpo no tenga nada que ver con nuestra expresión oral.

En algún momento de mi vida, en el que tenía que audicionar para alguna obra teatral, me senté a analizar cuál era la razón por la cual me ponía tan nerviosa, y me di cuenta que me daba pavor saber que las personas que me estarían viendo me juzgarían, pero, también me dí cuenta que esas personas son eso, justamente personas al igual que yo, que también pasan por lo mismo, y me dije - ¿sentirán ellas lo mismo que yo?, ¿comprenderán el momento por el que estoy pasando?, ¿alguna vez les habrá ido mal gracias a su nerviosismo? 

Y la respuesta fue SÍ, por supuesto que sí, todas las personas, en algún momento de su vida pasan por lo mismo, ya sea para audicionar, exponer en clase, capacitar, dar una conferencia, dirigir unas palabras en alguna reunión familiar, en algún concurso de oratoria. Y por supuesto que a todas las personas nos da temor enfrentarnos a un público, ser juzgadas y criticadas; y cuando nos damos cuenta que todos somos humanos, llenos de temores, es cuando reflexionamos que las personas que están frente a nosotros son seres humanos también y que la mayoría de las veces somos nosotros los que en realidad somos más duros al criticarnos. 

No podemos llenar nuestra cabeza de suposiciones, solo pensar que este momento pasará y lo mejor es disfrutarlo. 

Para aprender a utilizar el cuerpo como herramienta de comunicación aconsejo realizar ejercicios frente a un espejo grande donde podamos observar todos nuestros movimientos; hay que estirar cada parte de nuestro cuerpo con movimientos largos y grandes; hacer ejercicios de mímica sin pronunciar ningún sonido. Los ejercicios de estiramiento te ayudan a aflojar el cuerpo y reducir la carga de estrés. 

Como lo he mencionado anteriormente, debes ensayar por lo menos un par de veces en tu casa o en algún otro lugar disponible, y si es posible, hazlo en el mismo lugar donde se llevará acabo el evento. Una técnica básica para mejorar tu expresión y tu seguridad en el foro es que en uno de los ensayos le pidas a alguien de tu confianza que te grabe, para ello deberás utilizar el atuendo que tienes planeado usar el día de tu exposición, el peinado y los zapatos. La grabación debe ser de diferentes ángulos y a diferentes distancias. Cuando hayas terminado, proyecta la grabación solo para ti, en un lugar donde te sientas cómodo; podrás observarte y observar aquellas cosas que haces, como movimientos, gestos, lenguaje, posiciones, y así detectar aquellas que quieras modificar porque no te gusten, te darás cuenta de como te ves y mejorar en diferentes aspectos que tu consideres necesarios y que sirvan para que te sientas mas seguro de ti. Nosotros somos nuestros jueces más exigentes, este ejercicio te va a ayudar mucho más de lo que te imaginas, por lo tanto te recomiendo altamente que lo lleves acabo siempre que vayas a estar frente a un auditorio. 

Si tienes planeado dar varias pláticas o dedicarte a las conferencias, te sugiero que tomes clases de Teatro o Expresión Corporal; también clases de baile, el estilo que te guste; estas disciplinas te permitirán conocer más tu cuerpo, dominarlo y te sorprenderás de saber la cantidad de movimientos que puedes realizar, te permitirán tener mayor elasticidad y evitar estar siempre acartonado, es decir, sin flexibilidad corporal.

Si tienes el problema de que te sudan las manos, lo más aconsejable es que lleves contigo siempre un pequeño pañuelo de tela y lo mantengas en tus manos para que absorba el sudor, no debe ser de papel porque entonces, con el sudor, lo desharás y solo sentirás caer el papel en trocitos, justo en plena plática, eso te puede provocar mayor nerviosismo. 

No olvides, entonces, que lo que digas con la voz es lo mismo que debes decir con tu cuerpo, con tus manos y con tu rostro. 

Conoce al Autor/a:
Gracias por compartir y gracias por enlazar la página
Compartir en Facebook
Acepto vuestra política de privacidad
Consentimiento Expreso para el tratamiento de datos de carácter personal recabados por vía electrónica (leer consentimiento)

¡Suscríbete GRATIS a nuestro boletín diario!:

Búsqueda personalizada
Existen nuevos mensajes en las siguientes salas de chat:

      Recibe gratis alertas en tu navegador, sin configuraciones ni registros. Más info...
      [No me interesa] | [Me Interesa]



      ¿Dudas? ¿Preguntas? Plantéalas en el foro
      Suscríbete Gratis al Boletín

      Escribir la dirección de Email:

      Acepto vuestra política de privacidad
      Consentimiento Expreso para el tratamiento de datos de carácter personal recabados por vía electrónica (leer consentimiento)

      Delivered by FeedBurner

      Destacamos
      Cargando datos...
      Buenos Artículos Diarios

      Sigue a AulaFácil en:

      Ránking Mundial Certificados
      Banner AulaFácil

      Este es un producto de AulaFacil S.L. - © Copyright 2009
      B 82812322 Apartado de Correos 176. Las Rozas 28230. Madrid (ESPAÑA)