Precauciones de uso

Aunque son una herramienta de entrenamiento muy simple, como con cualquier actividad física hay que tener una serie de precauciones básicas, las enumeramos a continuación:

  • Asegurarse de que el agarre está seco al usarlas.
  • Asegurarse de que la unión del agarre con el peso no esté dañado y pueda hacer que se separa mientras realizamos algún ejercicio.
  • Elegir una Kettlebell con una base plana en lugar de redondeada, ya que para ciertos ejercicios será necesario que la pesa quede apoyada en el suelo de forma estable.
  • Parar en la ejecución de un ejercicio si por la fatiga podemos perder el agarre de la Kettlebell, si llegase el caso de que se nos escapase, no intentar cogerla en el aire y dejar que caiga al suelo apartándose para que no nos golpee.
  • Realizar el ejercicio guardando una distancia prudencial con respecto a otras personas.

David Cuadros Perona

Entrenador Personal Especialista en Entrenamiento Funcional

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame