Teorías de la Motivación

“Entre el yo interior y el entorno laboral”

El proceso de la motivación trasciende de lo individual a lo social, e inicia con un estado de equilibrio interno que es roto por un estímulo o incentivo que surge de una necesidad o deseo, que se encuentran insatisfechos, generando en las personas, tensión o inconformidad.

La tensión o inconformidad, pueden derivar en convertirse en:

  • Una barrera frustrante
  • Un comportamiento derivado que finaliza en una compensación, o
  • Un comportamiento con acciones consecuentes que buscan satisfacer la necesidad o el deseo que han generado la tensión o inconformidad, restableciéndose con dicha forma de proceder, el equilibrio interno.

El proceso de la motivación resulta en ser un ciclo que el ser humano desarrolla constantemente. Por ello, es un proceso dinámico, cambiante; en suma, cíclico.

El ciclo motivacional

El ciclo motivacional

El proceso de la motivación se puede observar bajo las luces de las dos principales escuelas de la administración: La Científica y la de las Relaciones Humanas.

La Escuela Científica: Según sus principales impulsores(8), para esta Escuela, las personas se disponían a la acción debido a que obtendrían una compensación económica, la cual se determinaba en función de sus habilidades, capacidades, experiencia, destrezas y conocimientos necesarios. Según el esquema clásico y tradicional, las personas eran un recurso más y tendían a ser tratados como objetos o cosas y se dio con el auge de la revolución industrial, donde la mecanización derivó en el predominio de la máquina sobre la persona humana.

Trato a personas como recursos

El trato a las personas como si fuesen simples recursos

El criterio y la posición de los Clásicos prevalecieron desde los tiempos de Taylor y Fayol, y se relacionaban con pagar la mayor productividad (hacer más con los mismos recursos o hacer más utilizando menos los recursos actuales). Mientras más productivas fuesen las personas, más ganarían. Aunque la historia dicte que no siempre fue así. Se afirma que para esta época, los motivadores tenían una naturaleza extrínseca (provenientes del entorno y del ámbito del trabajo) como: el salario para vivir o sobrevivir; las condiciones físicas del trabajo: las políticas y normas de trabajo; la seguridad laboral; las condiciones de supervisión, entre otras. El resultado es un tratamiento igual y genérico para todas las personas.

 

La Escuela de las Relaciones Humanas(9): La segunda posición vino de la Escuela de las Relaciones Humanas, que surgió posterior a la Segunda Guerra Mundial, y que desde ese tiempo ha venido experimentando una serie de modificaciones en su acepción principal, que consiste en que las personas se motivan producto de la satisfacción personal que lograrán al hacer determinadas cosas o desarrollar una actividad.

La Escuela de las Relaciones Humanas, obligó a ver más hacia el interior de las personas y aceptó que la satisfacción personal deviene de la personalidad e individualidad, de las aspiraciones, valores, actitudes, motivaciones  y objetivos personales. Ello resultó en que todas las personas comenzaron a tener tratamientos personales e individualizados. En suma, los diversos enfoques que se han sucedido en los fundamentos de los estudiosos que pertenecen a esta Escuela, derivaron en tratar a las personas como personas. 

Trato a personas como personas

El trato hacia las personas como personas

Las diferentes teorías de la motivación derivan en explicar que el motor que mueve a las personas son dos tipos de necesidades:

  • Las extrínsecas como: el salario; las condiciones físicas del trabajo; la Seguridad laboral; la calidad de la Supervisión; las Políticas y Normas de las empresas u Organizaciones, entre otras y en razón de cómo se apliquen, así resultan en satisfacer o no, las necesidades y deseos de las personas.
  • Las intrínsecas como: el reconocimiento; la calidad de las relaciones entre Mandos medios y alta administración con los trabajadores y trabajadoras; el empoderamiento (capacidad para decidir y actuar); la aplicación oportuna de la igualdad y la equidad; la confianza; y en suma, el trato digno; generan en las personas una motivación desbordante que les permite lograr sus metas personales y contribuir positiva y dinámicamente al logro de los objetivos empresariales u organizacionales.

La inmensa mayoría de las Teorías giran alrededor de las necesidades intrínsecas y de los postulados de la Escuela de las Relaciones Humanas y por su importancia, a continuación, se presenta, en documento adjunto, un cuadro resumen de las más conocidas y estudiadas.

TEORIAS DE LA MOTIVACION

TEORÍAS DE LA MOTIVACIÓN

 


(8) Frederick Taylor (considerado el Padre de la Administración); Henry Fayol; Henry Gantt; Frank y Lilian Gilbreth.

(9) Iniciador Elton Mayo.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

Mauricio Alfredo Paz Manzano

Lic. en Admón. de Empresas

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame