Pausa

Pausa

Ya sabemos que es la meditación, para que sirve, y como realizarla, ahora solo nos queda practicarla diariamente. Existen muchos y muy variados tipos de meditación y somos nosotros quienes tenemos que decidir cuál es el apropiado. Se pueden realizar meditaciones diferentes cada semana, cada mes, o bien alternarlas. Hay que pensar en nuestras necesidades o en lo que se pretende conseguir. En primer lugar, mi consejo es que se hagan las más básicas y después de haber cogido práctica y que el cuerpo y la mente se hayan habituado a ellas y se esté esperando que llegue ese momento de descanso y de paz, comencemos a probar todos los tipos de meditación que se adecúen a lo que deseemos conseguir con ellas. La meditación consta de tres cosas fundamentales, concentración, relajación, y respiración. A estas tres cosas, le podemos añadir la visualización.

Existen muy diversos tipos de meditación. La meditación con mantras, repitiendo mentalmente, o dejándonos llevar por su sonido repetitivo. Utilizando afirmaciones, meditación de protección, cuando tenemos miedo de sentirnos agredidos en algún lugar, utilizando burbujas a modo de escudo de protección. La meditación de los chakras, con sonidos y colores, o con visualización. Meditación para estar presente, meditar en la luz, y otras que de forma personalizada podemos fabricar.   

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

Liana Acero de la Cuesta

Trainer EFT, Formadora y terapeuta Reiki Usui, Experto hipnosis rápida, escritora y artista plástica.

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame