AulaFacil.com: CLICK AQUÍ para aprender cientos de cursos gratis
Curso gratis de huerto en tu jardin, www.aulafacil.com
 
Lección 14ª

 

 

 

 

 

   

4.-PLANTAR CUIDAR Y RECOLECTAR. (Cont)

 

 

* Lechugas

Se conoce una gran variedad de tipos de lechugas, debido al tiempo que hace que se cultivan, se pueden cultivar durante todo el año, ya que podemos buscar la variedad que más se adapte al clima de la estación en la que deseemos plantar.

Las variedades invernales resisten bien a inviernos no muy fríos, las variedades primaverales crecen muy rápido y las estivales alcanzan un gran tamaño.

A las lechugas le sientan muy bien los suelos húmedos y frescos, y muy  bien abonados, no necesitan un sol abundante para crecer, demasiado sol pueden dar semillas, y la lechuga empieza a crecer mucho del tallo quedándose la hoja muy dura para el consumo, por eso si vives en un lugar de mucho sol en verano es mejor prescindir de ella en tu huerta de verano.

Se pueden sembrar directamente de semilla en el bancal, durante todo el año, procurando mantener siempre húmeda la zona donde las hayamos plantado, aunque es mucho más cómodo y rápido si la plantamos desde plantones.

 

 

Las separamos unos 20 centímetrosm entre planta y 25 centímetros entre hilera.

Durante el crecimiento le viene bien arar un poco la tierra a su alrededor con cuidado de no dañar sus raíces.

Hay que mostrar un especial cuidado con las babosas, ya que pueden atacar nuestras lechugas, hay algunos trucos caseros para que no ataquen las lechugas como, poner alrededor de nuestras lechugas cáscaras de huevo trituradas  o poner unos taponcitos con cerveza la cual bebe el caracol y se queda en el sitio.

La variedad de lechuga romana cuando empieza a tomar volumen  se amarra para que las hojas no toque el suelo, también se le pueda poner una gomilla.

 

 

No es conveniente sembrar lechugas en el mismo lugar del huerto más de dos años. Las lechugas las recolectamos cuando las vamos a consumir ,porque no se conservan mucho tiempo, por ello es interesante plantarlas periódicamente, por ejemplo cada semana planto cuatro, que luego las recolectaré a la vez y así cada semana tendré cuatro lechugas para recolectar.

 

* Coles y lombardas.

 

Las coles y las lombardas se pueden sembrar durante todo el año en  lugares donde el clima  es templado. Son bastante productivas y se las puede conservar en un lugar fresco durante un tiempo.

Las temperaturas muy elevadas no le benefician por lo que en lugares muy cálidos es mejor solo plantarlas en otoño e invierno.

Prefieren un suelo bien abonado y bien arado.

Si las plantamos desde semillas es mejor hacerlo primero en semillero y luego cuando mida unos 12 centimetros la pasamos al bancal.

Se deja de separación unos 30 centímetros entre ellas y 50 centímetros entre hileras.

 

 

Las coles y las lombardas necesitan bastante agua, y estar limpios sus alrededores de malas hierbas.

Es posible que le ataque la mariposa de la oruga de la col, que pueden destruir por completo nuestras coles y lombardas.

Para combatirlas aconsejo estar atentos y quitarlas cuando las encontréis, o pulverizarlas con una mezcla de agua con jabón y nicotina que podemos hacer en casa.

 

 

Cuando las recolectemos, la  sacamos entera con la raíz y seguidamente la separamos de la raíz, ya que si no puede favorecer la aparición de enfermedades.

La raíz la podemos echar de nuevo al bancal, para que se composte e enriquezca nuestro huerto.

 

 

Las podemos almacenar en un lugar fresco preferiblemente un sótano y cubriéndolas con paja.

 

 

 
 

 

AulaFacil.com: CLICK AQUÍ para aprender cientos de cursos gratis