AulaFacil.com: CLICK AQUÍ para aprender cientos de cursos gratis
Curso Gratis de Ajedrez II
 
Lección 28 ª

 

 

 

 

 

   

 

EL ATAQUE MINORITARIO

J. Watson afirma que “el ataque minoritario es un área extraña de la teoría. Hasta donde yo sé, Nimzowitsch, quién estaba muy preocupado con el frenado de las mayorías de peones, nunca se ocupó en atacarlas desde una posición de inferioridad numérica.

Pachman afirma que este concepto ingresó primero a la conciencia ajedrecística en los años ’20… en un sentido más amplio, toda vez que dos peones avanzan contra tres, o uno contra dos, tenemos un ataque de minorías.

Cuando se va a la guerra, se sabe que para ganar una posición enemiga se requieren recursos agresores suficientes para derrotar a las fuerzas defensoras. Pero el gran Napoleón Bonaparte mostró que tal superioridad no puede ser evaluada únicamente en términos numéricos, ya que también influyen otros factores como concentración de fuerzas, movilidad de las mismas, correlación entre sí, etc.

Veamos un caso:

 

 

En la posición del diagrama 64 la mejor jugada para las blancas es a4-a5, y este avance constituye un ataque minoritario, ya que al fondo le esperan dos peones contrarios.

Entonces, ¿porqué llevar éste plan de juego? Las blancas buscan crear un peón aislado a las negras en el flanco de dama, de ésta manera quedará un peón débil y las blancas podrán continuar con un ataque simultáneo sobre el flanco de rey.

Veamos otra formación:

 

 

El diagrama 65 muestra una conformación típica de peones surgida en algunas variantes del Gambito de Dama. En el flanco de dama tenemos una formación de 3-4 peones, y en el flanco de rey 4-3 peones. Entonces, el ataque minoritario se aplicará a un plan estratégico adoptado por las blancas y/o las negras.

Observando la posición en el diagrama 65, la mayoría de piezas negras en el flanco de dama se encuentra restringida por el peón blanco de d4, y que el avance c5 crearía debilidades en la estructura de peones negros y hasta podría perder su mayoría de peones. Si mueven el peón de b las negras debilitarían el peón de c.

El correcto plan estratégico para el bando blanco será b4-b5, y cuando el peón sea cambiado, quedará débil el peón de dama. Las negras podrían responder al avance de b con a6, pero entonces el blanco continuaría con a4 y b5, y dependiendo los cambios que ocurran, podrían crearse debilidades en b7 y d5. En el flanco de rey son las negras las que desempeñan el papel agresivo, y tratarán de obtener contrajuego con f5-f4.

 

 

 
     
 

 

AulaFacil.com: CLICK AQUÍ para aprender cientos de cursos gratis