Proyecto 2 grabado en linóleo


 

   

 

El grabado sobre linóleo es una técnica ideal para los principiantes. Los materiales son baratos y sencillos de adquirir, y no hace falta tener un tórculo o prensa de grabado para conseguir buenas impresiones.

El linóleo se talla igual que si fuera un taco de madera, pero mucho más fácilmente, por ser un material más blando.

La superficie que se imprimirá será las zonas del linóleo que hayamos dejado intactas, mientras que extraeremos las zonas que deseamos que queden en blanco.

Por ello estas técnicas (xilografía y linóleo),se denominan "grabado en relieve", porque las imágenes resultan de entintar una plancha en la que el dibujo está en relieve.

Otra característica que debes tener en cuenta a la hora de usar esta técnica, es que la imagen que se verá en el papel estará al revés de como la hayas dibujado sobre la plancha de linóleo.

Es muy apropiada para conseguir imágenes de gran fuerza expresiva, con trazos gruesos y agresivos, especialmente si usas tinta de color negro sobre papel claro.

 

Esta imagen que ves sobre el texto, son varias planchas de linóleo. Puedes pedir que te las corten a la medida que desees, o bien cortarlas en casa con unas simples tijeras.

Es un material parecido en su textura al corcho. El envés de las planchas es, como puedes observar, una tela de arpillera.. Con el tiempo el linóleo se deteriora, volviéndose quebradizo.