Los mejores cursos GRATIS © AulaFacil.com
lunes, 18 diciembre 2017 español
Síguenos
Publica tu curso
¿Cómo Funciona AulaFácil?

Vuela Alto: El duelo

Ubicado en:

No se puede sanar al mundo sin sanarse primero a sí mismo. Elizabeth Kübler-Ross.

Duelo, ¿qué nos dice esta palabra?

Seguramente si buscamos en el diccionario podremos encontrar distintos significados.

Duelo es el proceso de adaptación emocional que sigue a cualquier pérdida. La pérdida de un ser querido, la perdida de una relación, de un empleo y hasta de algún objeto.

Elizabeth Kúble-Ross, una psiquiatra y escritora de numerosos libros nacida en Suiza un 8 de julio de 1926 .Fue pionera en el campo de investigación de las experiencias cercanas a la muerte, siendo actualmente reconocida como una figura de autoridad en la materia.

Ella nos dice que el duelo se divide en cinco etapas, sin importar el orden pero siempre se viven estas etapas ya que todas nos llevan a un aprendizaje y por ende nos llevaran a la aceptación de la realidad que conlleva la perdida y seguir sobrellevando esta pérdida de una manera más madura. Hago hincapié que estas etapas no se viven en automático a la perdida, ni tampoco duran meses o días, eso se da según como cada persona viva el proceso.

Así que empezare a citar: 

1. La negación. Es el rechazo de los hechos o de la realidad de lo que está sucediendo, ya que la mente se vale de este acción para poder soportar el trauma que produce la perdida. Entre las frases más comunes que se usan es “Esto no me puede pasar a mí”, “No lo puedo creer” “No está sucediendo” “No pasa nada o no sucedió”, se niega la realidad de la perdida.

2. La ira. El sentimiento de enojo siempre estará presente en el proceso del duelo, pero en esta etapa es más que evidente, ya que se preguntara ¿Por qué yo?, ¡No es justo!, ¿Cómo pudo pasarme? ¿Por qué? Siempre estará presente acompañado del enojo contra la persona fallecida si es el caso, o la pareja que se ha ido, el jefe o trabajo perdido, la mascota y hasta el objeto perdido, las llaves o el móvil, por ejemplo. Además de las personas o circunstancias que acompañan la pérdida. Esta etapa ayudara en la mente a encontrar cierta paz. Es importante hacer hincapié que es benéfico sentir ira, así como expresarla porque ayudara en el proceso de sanación. Entre los recursos que se recomiendan son el escribir una carta, realizar un ejercicio de meditación donde se establece un dialogo imaginario con la persona y platicar con amigos o familiares.

3. La negociación. Esta es una etapa breve en la que la persona establece un dialogo con Dios u otro poder superior con el fin de buscar que la persona o lo que se ha perdido regrese a cambio de un cambio en el estilo de vida, este proceso es un mecanismo de defensa para evadir la realidad por que en algún momento se desea que el tiempo de marcha atrás y lejos de ayudar agota la mente y el cuerpo ya que se deja llevar por pensamientos y fantasías que nada tiene que ver con la realidad que está viviendo.

4. La depresión. En esta etapa se siente miedo e incertidumbre de lo que vendrá después. Es aquí donde empieza el proceso de aceptación de la situación, ya que uno se hace consciente de la realidad y se empieza a preocupar por cosas que no tienen importancia, mientras que les cuesta trabajo levantarse de la cama y prefieren seguir durmiendo sin descansar, empiezan a emerger los sentimientos de vacío y profundo dolor. Además de que se aísla socialmente. El agotamiento mental y físico es un signo de esta etapa donde la frase “Extraño a …” toma importancia.

5. La aceptación. Esta etapa es la más hermosa ya que se empieza a hacer las paces con la perdida y se permite la oportunidad de empezar de nuevo. En este proceso se reflexiona sobre el sentido de la existencia y que clase de vida se quiere a partir de ese momento, con una frase de “Todo estará bien” la persona se da permiso de seguir con su vida depositando su energía en nuevas amistades, nuevo proyectos, nuevos horizontes. La vida empieza a tomar un nuevo sentido.

Quizá estas etapas resuenen más como perdidas físicas, pero si lo analizamos más a detalle puede aplicarse a rupturas amorosas, el amor de nuestra vida nos ha dejado o lo hemos dejado, sentimos dolor, tristeza, el mundo ha dejado de tener importancia para nosotros ya que nos deprimimos, nos enojamos y hasta planeamos una venganza o platicamos con esa fuerza poderosa y le prometemos que seremos mejores si regresa.

También aplica si perdemos o dejamos el empleo que tuvimos por años, al pasar por estas etapas nos daremos cuanta que en nuestra vida se abrirán nuevas oportunidades.

Cuando hemos perdido una mascota lloramos y nos lamentamos hasta que nuestras fuerzas se agotan ya que el vinculo es fuerte.

Perdimos las llaves, el auto, el móvil, o cualquier objeto con el que sin querer tenemos un lazo sentimental, porque fue el primero que tuve, me lo regalo un ser querido o simplemente porque no nos gusta perder nada.

Podría escribir de muchos ejemplos de perdidas, pero solo he citado los mas comunes, cada uno guarda en su mente y corazón el recuerdo de alguna. 

Espero que este contenido sea de su interés.

A continuación les comparto un pensamiento más de esta inteligente mujer y los invito a leer más de su obra.

 

Duelo

 

Muchas gracias por leerme.

Hasta pronto.

Lo mejor en sus vidas, de corazón a corazón.

Alejandra Mendez

 

 

Ubicado en:
Listado de Publicaciones

06/2016

11/2015

07/2015

Conoce al autor/a del blog:
Gracias por compartir y gracias por enlazar la página
Compartir en Facebook

¡Suscríbete GRATIS a nuestro boletín diario!:

Búsqueda personalizada
Existen nuevos mensajes en las siguientes salas de chat:

      Recibe gratis alertas en tu navegador, sin configuraciones ni registros. Más info...
      [Me Interesa] | [No me interesa]



      Suscríbete Gratis al Boletín

      Escribir la dirección de Email:

      Delivered by FeedBurner

      Destacamos
      Cargando datos...
      Categorías del Blog
        Buenos Artículos Diarios

        Sigue a AulaFácil en:

        Banner AulaFácil

        Este es un producto de AulaFacil S.L. - © Copyright 2009
        B 82812322 Apartado de Correos 176. Las Rozas 28230. Madrid (ESPAÑA)