Los mejores cursos GRATIS © AulaFacil.com
martes, 17 octubre 2017 español
Síguenos
Publica tu curso
¿Cómo Funciona AulaFácil?

Cómo decides emplear tu dinero

Cada moneda que gastas supone una elección. Cada vez que compras un producto o pagas por un servicio ayudas a que un profesional o una empresa mantengan su actividad. Probablemente no sueles pensar cuáles son las consecuencias de tus gastos, pero sin duda existen.

Hay personas que se muestran favorables a emplear su dinero en tiendas de barrio y no en grandes superficies comerciales aunque por ello hayan de pagar un poco más. Otras prefieren comprar sus alimentos en tiendas especializadas en productos ecológicos porque así creen favorecer la conservación del medio ambiente. Conozco a una persona que dejó de ir a los partidos de su equipo favorito de fútbol porque no le agradaba dedicar tanto dinero y energía en apoyar a quienes tanto dinero ganan. La conclusión a la que podemos llegar es que si tomamos consciencia de lo que el dinero significa para nuestras vidas, entonces podremos hacer uso de él acorde con lo más profundo y honesto de nuestro ser interior.

Casi todos tenemos que tomar decisiones en sentido positivo o negativo acerca de cómo gastar o invertir nuestro dinero.

¿Cómo reflejan tus gastos tu escala de valores?

¿Eliges contribuir a causas que son importantes para ti?

¿Compras productos por su buen diseño, calidad y funcionalidad aunque sean más caros que otros de peor calidad?

¿Dedicas parte de tu dinero pensando en tu seguridad, en tu jubilación o en mantener una apariencia social?

Un aspecto primordial es que aprendamos a descubrir cómo es nuestra relación con el dinero y cuáles son los patrones mentales que nos guían a tomar decisiones en torno a cómo se ha de ganar y gastar el dinero. Y si tu situación es especialmente relevante es posible que necesites el apoyo de un profesional del Coaching especialista en asuntos financieros.

Es muy fácil decir que en esta vida lo más importante es el amor, la familia, las relaciones sociales y el trabajo honrado y provechoso, pero te aseguro que cuando vas a un centro comercial a comprar ropa o comida para tu familia jamás has podido pagar manifestando amor por tus seres queridos. Lo normal, salvo casos de caridad, es que pagues en efectivo o con tarjeta de crédito. ¿Cierto?

Todas las personas, sin excepción, tenemos creencias. Nuestras creencias condicionan la forma en cómo vivimos nuestras experiencias y cambian a lo largo de nuestra vida; son fluidas y mutables. Podemos evolucionar y desarrollarnos identificando y haciendo cambios en nuestras creencias.

Un paso importante es identificar nuestras creencias, pues muchas de ellas se escapan a nuestra consciencia. De esta manera aprendemos hasta qué punto nuestra  manera de pensar está condicionada por las creencias que mantenemos y lo importante que puede llegar a ser emplear o desarrollar aquellas creencias que nos puedan beneficiar durante un proceso de Coaching.

¿Te has preguntado en alguna ocasión la enorme diferencia que hay entre creer algo y saber de algo?

Y tú, ¿qué creencias tienes sobre el dinero? o ¿Qué sabes sobre el dinero?

Y lo que crees o sabes, ¿lo has aprendido por ti mismo o por el tipo de educación que has recibido?

¿Y aquellas personas de las que has aprendido qué es el dinero en qué eran expertas o sabias?

Respecto al dinero las personas solemos crear patrones financieros que son la programación que recibiste en el pasado y especialmente en tu niñez y juventud. Esta programación mental se originó en base a lo que escuchabas, veías o experimentaste en tu infancia. Ahora todo ello permanece en tu subconsciente como guía que rige y dirige tu vida financiera. Tal condicionamiento determina tus pensamientos. Tus pensamiento determinan tus decisiones y éstas, a su vez, tus resultados económicos.

Es muy habitual que en nuestra infancia escucháramos expresiones como:

“El dinero es el origen de todos los males”

“Antes pasará un camello por el ojo de una aguja que un rico entrará en el reino de los cielos”

“Los ricos son avariciosos y mezquinos”

“Los ricos solo piensan en dinero y no les importa nada más”

 “Se hacen ricos porque roban a los pobres”

 “Hay que saber conformarse con lo justo para vivir”

Y a tenor de tales afirmaciones, ¿cómo crees que será la situación económica de alguien que piensa así? ¡Ah, claro! ¡¡Pobre, pero honrado!!

Bueno… sigamos respondiendo a ciertas preguntas:

¿Acaso siendo pobre puedes ayudar económicamente a tus semejantes más necesitados?

¿Sí tuvieras dinero qué podrías hacer por los demás?

¿Qué es aquello importante que te gustaría hacer por tu comunidad si tuvieras dinero?

¿Te has preguntado alguna vez que significaría ser RICO, PERO HONRADO?

Tenemos el ejemplo de la Madre Teresa de Calcuta. Ayudaba a los pobres desde la más intensa de las miserias y al final de sus días acumuló un patrimonio, puesto al servicio de los más necesitados, superior a los 800 millones de dólares.

Si deseas crear y desarrollar una ONG de cooperación al desarrollo, ¿cómo podrás financiar tus proyectos sin saber relacionarte con el dinero?

Reflexiona sobre las siguientes frases de Harv Eker que puedes encontrar en su libro “Los secretos de la mente millonaria” y llega a tus propias conclusiones:

 

“Ser consciente es observar tus pensamientos y tus acciones de modo que en el momento actual puedas vivir eligiendo verdaderamente, en lugar de ser dirigido por programaciones del pasado”

“Puedo adoptar las actitudes que contribuirán a mi felicidad y a mi prosperidad en lugar de caer en actitudes cuyo origen sean ajenas a mí y no me ayuden a conseguirlo”

“El dinero es extremadamente importante en las áreas en las que funciona y extremadamente poco importante en las que no”

“Si tu meta es estar cómodo económicamente, lo más probable es que jamás te hagas rico. Pero si tu meta es ser rico, lo más probable es que acabes estando inmensamente cómodo”

“El secreto del éxito no es tratar de evitar los problemas ni deshacerte de ellos; tampoco acobardarte ante ellos. El secreto es crecer tú de forma que seas más grande que cualquier problema. Si tienes un gran problema en tu vida es que estás siendo una persona pequeña”

“Si un roble de treinta metros de altura tuviese la mente de un ser humano común, probablemente crecería hasta una altura de tres metros. Si tú dices que eres valioso, lo eres. Si dices que no eres valioso, no lo eres. De cualquier modo, vivirás dentro de tu propia historia”

 

 

Ejercicio para enviar por escrito a coachingaulafacil@outlook.es

Para analizar tus patrones mentales sobre el dinero es conveniente que respondas a las siguientes preguntas que tienen su origen en el mencionado libro de Harv Eker:

Escribe las principales afirmaciones que escuchabas en tu infancia acerca del dinero, la riqueza y los ricos:

-

-

-

-

-

-

-

 

Describe cómo crees que, hasta ahora, han afectado dichas afirmaciones a tu economía.

¿Hasta qué punto te das cuenta de que estos pensamientos representan únicamente lo que aprendiste y no forman parte de tu anatomía ni son tú?

¿Eres consciente de que en el momento presente tienes la opción de cambiar y ser libre de tener tus propias creencias?

¿Cuáles te gustaría que fueran?

¿Hasta dónde llega tu compromiso sobre tus nuevas formas de pensar para que contribuyan a tu prosperidad y felicidad?

Durante tu infancia,

¿Cómo eran tus padres con respecto al dinero? ¿Administraban bien o mal?

¿Eran gastadores o ahorradores?

¿Eran hábiles inversores o no invertían?

¿Asumían riesgos o eran conservadores?

¿El dinero fluía con facilidad o más bien escaseaba?

¿El dinero era en tu familia fuente de alegría o de amargas discusiones?

Todas estas circunstancias han quedado profundamente marcadas en tu subconsciente y por ello te sugiero que tengas muy presente la siguiente afirmación:

“Cuando el subconsciente debe elegir entre emociones profundamente arraigadas y la lógica, casi siempre ganan las primeras”

Y ahora te propongo que reflexiones y respondas: Si alcanzaras un alto nivel de ingresos económicos y te observaras frente a un espejo…

¿Qué verías? ¿Qué sentirías?

¿Qué te dirías a ti mismo?

¿Qué podrías hacer por tus seres más queridos?

¿Qué dirían ellos de ti?

¿Qué grandes cosas podrías hacer con dinero para dar un auténtico sentido a tu vida?

 

Resumiendo: ¿PARA QUÉ QUERRÍAS GANAR DINERO? Y no te estoy preguntando “por qué”. Te pregunto “para qué”.

Conoce al Autor/a:
  • Víctor Ramos Ibarra   Contactar con el Autor
    Master Coach certificado por la Asociación Internacional de Coaching y Mentoring

    Tiene 1 contenidos
Gracias por compartir y gracias por enlazar la página
Compartir en Facebook

¡Suscríbete GRATIS a nuestro boletín diario!:

Búsqueda personalizada
Existen nuevos mensajes en las siguientes salas de chat:

      Recibe gratis alertas en tu navegador, sin configuraciones ni registros. Más info...
      [Me Interesa] | [No me interesa]



      ¿Dudas? ¿Preguntas? Plantéalas en el foro
      Suscríbete Gratis al Boletín

      Escribir la dirección de Email:

      Delivered by FeedBurner

      Destacamos
      Cargando datos...
      Buenos Artículos Diarios

      Sigue a AulaFácil en:

      Ránking Mundial Certificados
      Banner AulaFácil

      Este es un producto de AulaFacil S.L. - © Copyright 2009
      B 82812322 Apartado de Correos 176. Las Rozas 28230. Madrid (ESPAÑA)