Los mejores cursos GRATIS © AulaFacil.com
martes, 17 octubre 2017 español
Síguenos
Publica tu curso
¿Cómo Funciona AulaFácil?

Causas de la ansiedad

Dentro de los tres tipos de factores anteriores (predisponentes, desencadenadores y mantenedores) se englobarían las diferentes causas que con más frecuencia se manifiestan en los trastornos de ansiedad. 

Las causas en los trastornos ansiosos no funcionan de forma independiente y se manifiestan interelacionadas entre ellas.

Se desencadena y se mantiene por un complejo sistema de características internas y externas que acentúan o disminuyen la sintomatología.

El mecanismo de respuesta, sufre unas modificaciones que convierten las reacciones sanas en un trastorno patológico.

En el origen de los trastornos de ansiedad influyen múltiples factores que se relacionan entre sí

 

Entre las causas más frecuentes que podemos observar destacamos las siguientes:

  • Genéticas: la ansiedad puede heredarse mediante los genes y originar una predisposición innata en un individuo. Los estudios genéticos con personas afectadas, demuestran que la probabilidad de padecer un trastorno de ansiedad es más alta entre familiares de primer grado. Esto no implica que una persona por tener una predisposición en los genes hubiera de padecer un trastorno de ansiedad. En la información que se traspasa de padres a hijos tiene un gran peso la educación y el aprendizaje y no solo los genes.
  • Bioquímicas: algunas sustancias del cerebro como los neurotransmisores (mensajeros químicos del cerebro) pueden modificar las respuestas de ansiedad e influir en su evolución. Los tratamientos farmacológicos que se aplican en los trastornos de ansiedad, acostumbran a dar resultados positivos cuando se combinan con terapias psicológicas.
  • Personalidad ansiosa: algunas características de la personalidad ansiosa como rasgo, predisponen a un sujeto a incrementar la posibilidad de sufrir un trastorno de ansiedad. Un patrón de respuesta ansioso puede resultar un factor de riesgo que aporte mayor vulnerabilidad para que evolucione hacia una patología. Por sí sola, no implica un desarrollo patológico de la ansiedad, aunque puede influir en su mantenimiento y en su origen.
  • Eventos traumáticos: ante una situación extrema, como vivir por ejemplo un atentado o una agresión intensa, un sujeto puede desarrollar un trastorno de ansiedad. Esta sensación, puede disminuir cuando pasa el tiempo o bien perpetuarse de forma crónica y evolucionar hacia un trastorno. Un ejemplo claro sería el trastorno por estrés postraumático, del que hablaremos más adelante.
  • Situaciones vitales significativas: la aparición de un trastorno de ansiedad no requiere de la existencia de un evento realmente traumático. Diversos estudios muestran que situaciones vitales como ser padres, un embarazo, una situación económica preocupante o un accidente doméstico, por ejemplo, pueden ejercer un papel desencadenante en un proceso ansioso.
  • Circunstancias estresantes: padecer una situación de estrés durante una larga etapa puede ocasionar una reacción no adaptativa de la ansiedad. La que sería una respuesta momentánea a una situación estresante, no se desactiva con el paso del tiempo y evoluciona hacia en un trastorno de ansiedad. 
  • Consumo de tóxicos o fármacos: el alcohol, algunos fármacos, las drogas y el exceso de consumo de cafeína también pueden originar diferentes trastornos relacionados con la ansiedad.
  • Enfermedades físicas: algunas enfermedades físicas, como el hipotiroidismo por ejemplo, pueden provocar un trastorno de ansiedad generalizado. Su origen es físico y secundario a la enfermedad que padece el individuo como parte del cuadro clínico. 

 

Cuando se produce un estado de activación insano de la ansiedad, es difícil hablar de una sola causa aisladamente.

En su desarrollo intervienen múltiples factores que pueden desempeñar un papel significativo. La suma de todos los elementos confluyen en el origen multifactorial de un trastorno de ansiedad. Esta circunstancia contribuye a que este tipo de trastornos evidencien una gran complejidad en su etiología. Su tratamiento se debe realizar desde un punto de vista multidisciplinar.

Conoce al Autor/a:
  • Roser González   Contactar con el Autor
    Licenciada en Psicología. Terapeuta Clínica. Master en intervención social y comunitaria.

    Tiene 1 contenidos
Gracias por compartir y gracias por enlazar la página
Compartir en Facebook

¡Suscríbete GRATIS a nuestro boletín diario!:

Búsqueda personalizada
Existen nuevos mensajes en las siguientes salas de chat:

      Recibe gratis alertas en tu navegador, sin configuraciones ni registros. Más info...
      [Me Interesa] | [No me interesa]



      ¿Dudas? ¿Preguntas? Plantéalas en el foro
      Suscríbete Gratis al Boletín

      Escribir la dirección de Email:

      Delivered by FeedBurner

      Destacamos
      Cargando datos...
      Buenos Artículos Diarios

      Sigue a AulaFácil en:

      Ránking Mundial Certificados
      Banner AulaFácil

      Este es un producto de AulaFacil S.L. - © Copyright 2009
      B 82812322 Apartado de Correos 176. Las Rozas 28230. Madrid (ESPAÑA)