Los mejores cursos GRATIS © AulaFacil.com
  • [Entrada Profesores]
  • Certificaciones
  • [Mi AulaFácil]
miércoles, 20 junio 2018 español
Síguenos
Publica tu curso
¿Cómo Funciona AulaFácil?

Resolviendo conflictos con el teléfono

A.- SECUENCIA

Socorro ya es capaz de hacer frente con eficacia a diferentes situaciones. Pero... ¿qué pasa cuando tenemos que hacer frente a situaciones complicadas, potencialmente conflictivas o con clientes "especiales"?

 

Presentación unidad 4: Resolviendo conflictos con el teléfono.

 

Video

 

B.- CONTENIDOS

Socorro se ha enfrentado a una situación complicada, la llamada de Narciso, no la encontró en un buen momento.

Ciertamente, estas situaciones requieren la máxima atención a todos los aspectos que hemos ido viendo en las unidades anteriores: una adecuada predisposición, una entonación y un lenguaje adaptado a cada situación e interlocutor, etc.

Florencio, Socorro y Narciso, han reflexionado conjuntamente, intercambiando los papeles en la conversación y pudiendo sentir mejor así, el influjo de la conversación en la otra persona. A partir de esta empatía, resulta más fácil darse cuenta de los errores cometidos por cada uno, detectando los elementos en la conversación que deben ser eliminados, sustituidos o matizados.

Repasemos estos elementos principales:

Autocontrol emocional

Ante todo, debemos procurar no contagiarnos con el estado emocional de nuestro interlocutor. Especialmente en situaciones en las que existe una reclamación, tenemos que filtrar una llamada o responder con una negativa a una demanda, podemos enfrentarnos a situaciones en las que se manifieste una comunicación alterada, desagradable o inadecuada.

Puede que sea un reflejo verdadero del estado emocional de nuestro interlocutor bien, porque persiga la intención de amedrentarnos o castigarnos por pensar que somos los responsables de su situación; o bien, en el caso de determinados clientes polémicos, por la mera necesidad de encontrar alguien con quien pelearse.

 

Evitar

En todo caso, como decía Narciso, una respiración profunda, nos puede ayudar a no perder los nervios y a permanecer tranquilos, procurando:

  • No interrumpirle ni levantar la voz: dejaremos que se desahogue, aunque lo que diga no se ajuste a la realidad, sea exagerado o incluso, nos resulte ofensivo.
  • No levantar la voz ni responder en el mismo tono: desencadenará una escala de agresividad desagradable y negativa.
  • No hablar rápido, con la intención de evitar que retome la palabra.
  • No defenderse, oponiendo argumentos, excusas o justificaciones y mucho menos, intentar culpabilizar a la otra parte: "Todos los clientes llaman a la misma hora", "su secretaria no se explicó bien".
  • Cuidar las expresiones, palabras o tonos que, si bien pueden ser aceptables en otro momento, en estas situaciones probablemente aumentarían la irritación de nuestro interlocutor. Especialmente, evitaremos formas que denoten excesiva confianza, así como bromas o tonos irónicos.
  • Evitaremos caer en la trampa de nuestros propios pensamientos. En el caso de Socorro, sus ideas iniciales hacia Narciso y sus experiencias anteriores en relación con él, predispusieron la actitud de ésta y determinaron también en parte, el rumbo de la conversación. Y, finalmente, los pensamientos se reafirmaron y generalizaron: "Ya sabía yo…", "¡es imposible tratar con él!" Esta trampa se conoce como las "expectativas auto cumplidas" o "efecto Pigmalión"* y puede condicionarnos en gran medida: según la expectativa que tengamos frente a una persona y la interacción que vamos a tener con ésta, reaccionamos de una forma, a veces sin ser conscientes de ello, pero que no pasa desapercibida a nuestro interlocutor, a través de diferentes señales (por el tono, las palabras, los gestos, etc.), llevándole a reaccionar en el sentido de lo que ya esperábamos. Así, si tenemos una imagen positiva de alguien, nuestra interacción comienza siendo más cálida y atenta, con lo que aumentan las posibilidades de que éste reaccione también de forma positiva. El problema se produce cuando esta percepción inicial es negativa.
  • El "razonamiento emocional", lleva también a distorsionar nuestros pensamientos haciéndolos exagerados y catastrofistas. Por ejemplo, la expresión "que desastre" utilizada por Narciso, es una generalización injustificada (por un incidente puntual en un aspecto concreto, no se puede establecer que todo sea desastroso).

*Se conoce como efecto Pigmalión en referencia al escultor griego que según la leyenda, pensaba que iba a esculpir la estatua más bella de mujer alguna y una vez concluida, acabó efectivamente, enamorándose de dicha estatua.

 

Procurar

 

  • Escucharle hasta el final, intentando ponerte en su lugar y averiguar qué parte de razón puede tener y cómo se podría arreglar la situación.
  • Oponer a su agresividad una actitud tranquila: si hablamos despacio y en un tono bajo, probablemente él acabará bajando el tono.
  • Manifestar empatía, demostrando que intentamos ponernos en su lugar, en lugar de defendernos o salirnos con evasivas.
  • Llamarle por su nombre de forma correcta (el apellido en situaciones profesionales, sin olvidar el tratamiento: "Señor Mayor").
  • Utilizar la comunicación emocional de forma espontánea y sincera: "lo siento mucho…".
  • Reconducirle con preguntas que le ayuden a concretar: "¿cuándo realizó el pedido?" y a desplazar el objetivo del interlocutor de "castigarnos" a resolver el problema, buscando activamente su implicación y ofreciéndole alternativas: "¿cómo podría ayudarle?", "¿le parecería bien si le enviáramos ahora…".
  • Mantener un estilo positivo: "Bien; lo arreglaremos inmediatamente".
  • Resumir el acuerdo alcanzado y agradecerle su comprensión.

 

C.- MAPA CONCEPTUAL

Mapa conceptual Unidad 4: Resolviendo conflictos con el teléfono.

 

D.- EVALUACIÓN

 

1.- Decide si el siguiente enunciado es verdadero o falso:

En situaciones de conflicto, conviene utilizar la ironía para rebajar el dramatismo de la situación.

  • Verdadero
  • Falso

 

2.- Elige la alternativa correcta:

Si nuestro interlocutor emplea un tono de voz alto y un estilo agresivo, debemos:

a) Elevar la voz, para demostrarle que no estamos dispuestos a aceptar su tono.

b) Decirle que no estamos dispuestos a aceptar esa conversación, invitándole a que llame más tarde cuando se encuentre más calmado.

c) Intentar cortarle con preguntas cerradas.

d) Escucharle tranquilamente y esperar que termine.

 

3.- Decide si el siguiente enunciado es verdadero o falso:

Si no tenemos cuidado, una idea negativa sobre una persona puede llevarnos a que nos comportemos con él de tal forma, que acabe éste por comportarse con nosotros de la forma negativa que esperábamos. Esta trampa se conoce como “expectativas auto cumplidas” o “efecto Pigmalión”.

  • Verdadero
  • Falso

 

4.- Decide si el siguiente enunciado es verdadero o falso:

Ante un interlocutor conflictivo, debemos hablar rápido para impedirle que retome la palabra.

  • Verdadero
  • Falso

 

5.- Elige la alternativa correcta:

Si nuestro interlocutor emplea un tono de voz elevado, debemos:

a) Responder con el mismo tono.

b) Hablar con un tono aún más bajo.

c) Elevar el tono por encima del suyo.

 

6.- Rellena los huecos de la siguiente frase, con las palabras adecuadas.

La expresión “que desastre” utilizada por Narciso, es una ________ injustificada, fruto de un razonamiento ________, que lleva a distorsionar los pensamientos haciéndolos exagerados y catastrofistas.

 

7.- Elige la alternativa correcta:

a) Dice usted que realizó un pedido…

b) ¿A qué hora realizó el pedido?

c) Lo siento, no nos consta que haya ningún pedido sin entregar.

 

8.- Decide si el siguiente enunciado es verdadero o falso:

En ningún caso debemos aceptar que se nos atribuya un posible error, al no ser que pueda ser probado.

  • Verdadero
  • Falso

 

9.- Decide si el siguiente enunciado es verdadero o falso:

"Bien, no se preocupe, buscamos de inmediato una solución" es un ejemplo de frase que denota un estilo positivo, a la hora de hacer frente a la situación.

  • Verdadero
  • Falso

 

10.- Decide si el siguiente enunciado es verdadero o falso:

Podemos involucrar a la otra parte en la resolución del problema, proponiéndole alternativas e incluso invitándole a que genere él la que le parezca más oportuna, de cara a alcanzar posteriormente un compromiso viable.

  • Verdadero
  • Falso

 

*Las soluciones a los ejercicios de evaluación los encontrará en la Lección 6.

Conoce al Autor/a:
Gracias por compartir y gracias por enlazar la página
Compartir en Facebook
Acepto vuestra política de privacidad
Consentimiento Expreso para el tratamiento de datos de carácter personal recabados por vía electrónica (leer consentimiento)

¡Suscríbete GRATIS a nuestro boletín diario!:

Búsqueda personalizada
Existen nuevos mensajes en las siguientes salas de chat:

      Recibe gratis alertas en tu navegador, sin configuraciones ni registros. Más info...
      [No me interesa] | [Me Interesa]



      ¿Dudas? ¿Preguntas? Plantéalas en el foro
      Suscríbete Gratis al Boletín

      Escribir la dirección de Email:

      Acepto vuestra política de privacidad
      Consentimiento Expreso para el tratamiento de datos de carácter personal recabados por vía electrónica (leer consentimiento)

      Delivered by FeedBurner

      Destacamos
      Cargando datos...
      Buenos Artículos Diarios

      Sigue a AulaFácil en:

      Ránking Mundial Certificados
      Banner AulaFácil

      Este es un producto de AulaFacil S.L. - © Copyright 2009
      B 82812322 Apartado de Correos 176. Las Rozas 28230. Madrid (ESPAÑA)