Los mejores cursos GRATIS © AulaFacil.com
martes, 24 octubre 2017 español
Síguenos
Publica tu curso
¿Cómo Funciona AulaFácil?

Inmovilizado inmaterial (I)

Inmovilizado inmaterial

Integra aquellos bienes que utiliza la empresa que son de carácter duradero (están varios años en el balance) y de naturaleza intangible.

El Plan General de Contabilidad recoge una serie de cuentas en las que se contabilizan estos bienes:

Gastos de investigación y desarrollo: recoge los gastos incurridos en el desarrollo de proyectos, inventos, etc., cuando hay elevadas probabilidades de finalizar con éxito y van a tener utilidad para la empresa.

Concesiones administrativas: licencias otorgadas por organismos públicos para la explotación de una actividad en una zona determinada.

Propiedad industrial: patentes industriales

Propiedad intelectual: derechos de autor, etc.

Fondo de comercio: sobreprecio que se paga en la adquisición de una empresa y que repesenta el valor que se le reconoce a su marca, su clientela, su prestigio, etc.

Derecho de traspaso: importe satisfecho por el derecho de arrendamiento de un local.

Aplicaciones informáticas: programas informáticos.

Un aspecto muy importante que hay que tener en cuenta es:

El inmovilizado inmaterial sólo se recoge en balance si ha conllevado un coste para la empresa y si a partir de él la empresa va a obtener un beneficio.

Por ejemplo:

Si una empresa alquila un local comercial en una zona con actividad y paga por el un derecho de traspaso, el coste de este derecho se contabiliza como un inmovilizado inmaterial.

Si a la empresa le eximen de pagar este derecho de traspaso, entonces no lo podrá contabilizar.

Si la empresa alquila este local y paga el derecho de traspaso, pero el local se encuentra en una zona sin actividad comercial y por lo tanto difícilmente va a poder obtener de él una rentabilidad, entonces el importe pagado se contabilizará como un gasto (que se llevará a pérdidas y ganancias) y no como un inmovilizado inmaterial.

¿Cómo se contabiliza su adquisición?

Hay que distinguir si estos bienes inmateriales han sido adquiridos por la empresa o han sido elaborados por ella misma.

Por ejemplo: la empresa puede adquirir un programa informático o puede contratar a informáticos para desarrollar internamente una aplicación determinada.

a) Si son adquiridos a terceros: se contabilizan por el coste de adquisición.

El coste de adquisición incluye el precio pagado por el mismo, más los diversos gastos generados en la operación: seguro, aduana, licencia, etc. Incluye también los impuestos, excepto el IVA (salvo que no sea deducible).

Se realiza el siguiente asiento contable: (supongamos que se adquiere una concesión administrativa).

Si son pagados al contado:

Inmovilizado inmaterial  Integra aquellos bienes que utiliza la empresa que son de carácter duradero (están varios años en el balance) y de naturaleza intangible.  El Plan General de Contabilidad recoge una serie de cuentas en las que se contabilizan estos bienes:  Gastos de investigación y desarrollo: recoge los gastos incurridos en el desarrollo de proyectos, inventos, etc., cuando hay elevadas probabilidades de finalizar con éxito y van a tener utilidad para la empresa.  Concesiones administrativas: licencias otorgadas por organismos públicos para la explotación de una actividad en una zona determinada.  Propiedad industrial: patentes industriales  Propiedad intelectual: derechos de autor, etc.  Fondo de comercio: sobreprecio que se paga en la adquisición de una empresa y que repesenta el valor que se le reconoce a su marca, su clientela, su prestigio, etc.  Derecho de traspaso: importe satisfecho por el derecho de arrendamiento de un local.  Aplicaciones informáticas: programas informáticos.  Un aspecto muy importante que hay que tener en cuenta es:  El inmovilizado inmaterial sólo se recoge en balance si ha conllevado un coste para la empresa y si a partir de él la empresa va a obtener un beneficio.  Por ejemplo:  Si una empresa alquila un local comercial en una zona con actividad y paga por el un derecho de traspaso, el coste de este derecho se contabiliza como un inmovilizado inmaterial.  Si a la empresa le eximen de pagar este derecho de traspaso, entonces no lo podrá contabilizar.  Si la empresa alquila este local y paga el derecho de traspaso, pero el local se encuentra en una zona sin actividad comercial y por lo tanto difícilmente va a poder obtener de él una rentabilidad, entonces el importe pagado se contabilizará como un gasto (que se llevará a pérdidas y ganancias) y no como un inmovilizado inmaterial.     ¿Cómo se contabiliza su adquisición?  Hay que distinguir si estos bienes inmateriales han sido adquiridos por la empresa o han sido elaborados por ella misma.  Por ejemplo: la empresa puede adquirir un programa informático o puede contratar a informáticos para desarrollar internamente una aplicación determinada.  a) Si son adquiridos a terceros: se contabilizan por el coste de adquisición.  El coste de adquisición incluye el precio pagado por el mismo, más los diversos gastos generados en la operación: seguro, aduana, licencia, etc. Incluye también los impuestos, excepto el IVA (salvo que no sea deducible).  Se realiza el siguiente asiento contable: (supongamos que se adquiere una concesión administrativa).  Si son pagados al contado:    Si se aplaza su pago a menos de 1 año:    Si se aplaza su pago a más de 1 año:

Si se aplaza su pago a menos de 1 año:

Inmovilizado inmaterial  Integra aquellos bienes que utiliza la empresa que son de carácter duradero (están varios años en el balance) y de naturaleza intangible.  El Plan General de Contabilidad recoge una serie de cuentas en las que se contabilizan estos bienes:  Gastos de investigación y desarrollo: recoge los gastos incurridos en el desarrollo de proyectos, inventos, etc., cuando hay elevadas probabilidades de finalizar con éxito y van a tener utilidad para la empresa.  Concesiones administrativas: licencias otorgadas por organismos públicos para la explotación de una actividad en una zona determinada.  Propiedad industrial: patentes industriales  Propiedad intelectual: derechos de autor, etc.  Fondo de comercio: sobreprecio que se paga en la adquisición de una empresa y que repesenta el valor que se le reconoce a su marca, su clientela, su prestigio, etc.  Derecho de traspaso: importe satisfecho por el derecho de arrendamiento de un local.  Aplicaciones informáticas: programas informáticos.  Un aspecto muy importante que hay que tener en cuenta es:  El inmovilizado inmaterial sólo se recoge en balance si ha conllevado un coste para la empresa y si a partir de él la empresa va a obtener un beneficio.  Por ejemplo:  Si una empresa alquila un local comercial en una zona con actividad y paga por el un derecho de traspaso, el coste de este derecho se contabiliza como un inmovilizado inmaterial.  Si a la empresa le eximen de pagar este derecho de traspaso, entonces no lo podrá contabilizar.  Si la empresa alquila este local y paga el derecho de traspaso, pero el local se encuentra en una zona sin actividad comercial y por lo tanto difícilmente va a poder obtener de él una rentabilidad, entonces el importe pagado se contabilizará como un gasto (que se llevará a pérdidas y ganancias) y no como un inmovilizado inmaterial.     ¿Cómo se contabiliza su adquisición?  Hay que distinguir si estos bienes inmateriales han sido adquiridos por la empresa o han sido elaborados por ella misma.  Por ejemplo: la empresa puede adquirir un programa informático o puede contratar a informáticos para desarrollar internamente una aplicación determinada.  a) Si son adquiridos a terceros: se contabilizan por el coste de adquisición.  El coste de adquisición incluye el precio pagado por el mismo, más los diversos gastos generados en la operación: seguro, aduana, licencia, etc. Incluye también los impuestos, excepto el IVA (salvo que no sea deducible).  Se realiza el siguiente asiento contable: (supongamos que se adquiere una concesión administrativa).  Si son pagados al contado:    Si se aplaza su pago a menos de 1 año:    Si se aplaza su pago a más de 1 año:

Si se aplaza su pago a más de 1 año:

Inmovilizado inmaterial  Integra aquellos bienes que utiliza la empresa que son de carácter duradero (están varios años en el balance) y de naturaleza intangible.  El Plan General de Contabilidad recoge una serie de cuentas en las que se contabilizan estos bienes:  Gastos de investigación y desarrollo: recoge los gastos incurridos en el desarrollo de proyectos, inventos, etc., cuando hay elevadas probabilidades de finalizar con éxito y van a tener utilidad para la empresa.  Concesiones administrativas: licencias otorgadas por organismos públicos para la explotación de una actividad en una zona determinada.  Propiedad industrial: patentes industriales  Propiedad intelectual: derechos de autor, etc.  Fondo de comercio: sobreprecio que se paga en la adquisición de una empresa y que repesenta el valor que se le reconoce a su marca, su clientela, su prestigio, etc.  Derecho de traspaso: importe satisfecho por el derecho de arrendamiento de un local.  Aplicaciones informáticas: programas informáticos.  Un aspecto muy importante que hay que tener en cuenta es:  El inmovilizado inmaterial sólo se recoge en balance si ha conllevado un coste para la empresa y si a partir de él la empresa va a obtener un beneficio.  Por ejemplo:  Si una empresa alquila un local comercial en una zona con actividad y paga por el un derecho de traspaso, el coste de este derecho se contabiliza como un inmovilizado inmaterial.  Si a la empresa le eximen de pagar este derecho de traspaso, entonces no lo podrá contabilizar.  Si la empresa alquila este local y paga el derecho de traspaso, pero el local se encuentra en una zona sin actividad comercial y por lo tanto difícilmente va a poder obtener de él una rentabilidad, entonces el importe pagado se contabilizará como un gasto (que se llevará a pérdidas y ganancias) y no como un inmovilizado inmaterial.     ¿Cómo se contabiliza su adquisición?  Hay que distinguir si estos bienes inmateriales han sido adquiridos por la empresa o han sido elaborados por ella misma.  Por ejemplo: la empresa puede adquirir un programa informático o puede contratar a informáticos para desarrollar internamente una aplicación determinada.  a) Si son adquiridos a terceros: se contabilizan por el coste de adquisición.  El coste de adquisición incluye el precio pagado por el mismo, más los diversos gastos generados en la operación: seguro, aduana, licencia, etc. Incluye también los impuestos, excepto el IVA (salvo que no sea deducible).  Se realiza el siguiente asiento contable: (supongamos que se adquiere una concesión administrativa).  Si son pagados al contado:    Si se aplaza su pago a menos de 1 año:    Si se aplaza su pago a más de 1 año:

Gracias por compartir y gracias por enlazar la página
Compartir en Facebook

¡Suscríbete GRATIS a nuestro boletín diario!:

Búsqueda personalizada
Existen nuevos mensajes en las siguientes salas de chat:

      Recibe gratis alertas en tu navegador, sin configuraciones ni registros. Más info...
      [Me Interesa] | [No me interesa]



      ¿Dudas? ¿Preguntas? Plantéalas en el foro
      Suscríbete Gratis al Boletín

      Escribir la dirección de Email:

      Delivered by FeedBurner

      Destacamos
      Cargando datos...
      Buenos Artículos Diarios

      Sigue a AulaFácil en:

      Ránking Mundial Certificados
      Banner AulaFácil

      Este es un producto de AulaFacil S.L. - © Copyright 2009
      B 82812322 Apartado de Correos 176. Las Rozas 28230. Madrid (ESPAÑA)