Los mejores cursos GRATIS © AulaFacil.com
viernes, 15 diciembre 2017 español
Síguenos
Publica tu curso
¿Cómo Funciona AulaFácil?

Algunos efectos negativos del sistema agroalimentario actual sobre la sociedad. I

Antes de comenzar, ¿conoces algún efecto social negativo del sistema agroalimentario moderno?

 

El sistema agroalimentario actual dificulta la producción de alimentos por parte del pequeño/a productor/a por diversos motivos. Entre otros, crea la necesidad de comprar semillas, químicos y otros factores externos de los que no depende la agricultura tradicional. En el caso de las semillas, debido a las patentes, un reducido número de empresas obtiene un gran porcentaje de los beneficios. Así mismo, un alto porcentaje de las tierras cultivables está en manos de latifundistas.

 

Dependencia del campesinado de factores externos:

 

La necesidad creada de utilizar productos externos (semillas híbridas de una solo generación, químicos, etc.) ha  producido una dependencia del campesino con el mercado global. Si bien se han otorgado ayudas a los/as pequeños/as productores/as para adquirir estos productos no pueden competir con las grandes potencias y suponen un endeudamiento del campesinado.

 

Las políticas internacionales se basan en la supuesta imposibilidad de los países con pocos recursos económicos de salir de la pobreza sin la asistencia técnica y económica de los países del Norte, lo que genera asistencialismo y dependencia. En el Foro Social de las Américas de Quito, 2004, el Tribunal por la Soberanía Alimentaria declaró que “(…) estas políticas y financiamiento sirven a un proyecto global, coronado por la Organización Mundial del Comercio (OC) y los tratados de libre comercio regionales y bilaterales (cómo el ALCA), que responden a los interesas de las corporaciones transnacionales de semillas, agrotóxicos y biotecnología”.

 

 

Patentes de semillas

 

En la agricultura campesina los productores obtenían semillas de forma natural de cada cosecha, sin embargo en la actualidad se han creado modificaciones de una sola generación, lo que obliga a los/as productores/as a comprar semillas continuamente. 

 

Las patentes, que comenzaron en 1990, han derivado en el monopolio de un pequeño grupo de multinacionales.

 

El Acuerdo sobre Derechos de Propiedad Intelectual y Patentes (de la OMC), (…) exige a los países de la OMC que reconozcan las patentes biotecnológicas y que modifiquen sus sistemas de protección de los derechos de propiedad intelectual para protegerlas. Esta protección de las patentes biotecnológicas unido a los avances en la tecnología y la concentración del sector (fusiones, compras, entrada del capital financiero, etc.), se ha traducido en un fuerte aumento de las patentes sobre alimentos básicos y semillas que están en manos de un reducido número de empresas (Soler, 2005).

 

La Semilla

 

Desigual acceso al agua y la tierra:

 

Para el uso eficiente del agua, recurso esencial y limitado, se han propuesto privatizaciones y construcciones de presas, embalses, etc. Esta vía supone un aumento en la dificultad de acceso por parte del campesinado con menos recursos. Además provoca daños ambientales al inundar grandes territorios así como desplazamientos de pobladores.

 

Por otra parte, el sistema agrario actual se caracteriza por la posesión de la mayor parte de las tierras por latifundistas y la apropiación, por parte de empresas, de las tierras que tradicionalmente habían sido cultivadas por la población local.

 

 

Veamos un ejemplo: En Guatemala un 2´56% de los propietarios (tamaño medio de las explotaciones de 200 Ha) posee el 65´1% de la tierra. El 88% de los campesinos solo disponen del 16% de la tierra cultivable (García X. 2003). Si bien es cierto que existen programas de ayudas para que el campesinado con pocos recursos pueda adquirir tierras, según las asociaciones Vía campesina y FIAN, hay razones para no confiar en ellos:

 

-Los programas para ayudar a campesinos pobres a adquirir tierra están diseñados sobre todo para aquellos campesinos que ya cuentan con cierta experiencia productiva. Familias menos cualificadas, a pesar de estar mucho más necesitadas, son excluidas de estos programas.

 

-Los beneficiarios típicos no son capaces de generar los ingresos suficientes para pagar los créditos de compra de la tierra si no reciben apoyo adecuado para producir.

 

-El precio de la tierra ha aumentado en algunos casos a causa de la oferta de créditos  estatales.

 

-Las directivas del Banco Mundial reconocen que la efectiva implementación y operación de la mayoría de proyectos de reducción de la pobreza requiere involucrar activamente a los beneficiarios (García. 2003)

Conoce al Autor/a:
  • Ana Merino Teruel   Contactar con el Autor
    HELIKO - Alternativas Ecosociales. Licenciada en Ciencias Ambientales y Máster en Cooperación al Desarrollo.

    Tiene 1 contenidos
Gracias por compartir y gracias por enlazar la página
Compartir en Facebook

¡Suscríbete GRATIS a nuestro boletín diario!:

Búsqueda personalizada
Existen nuevos mensajes en las siguientes salas de chat:

      Recibe gratis alertas en tu navegador, sin configuraciones ni registros. Más info...
      [Me Interesa] | [No me interesa]



      ¿Dudas? ¿Preguntas? Plantéalas en el foro
      Suscríbete Gratis al Boletín

      Escribir la dirección de Email:

      Delivered by FeedBurner

      Destacamos
      Cargando datos...
      Buenos Artículos Diarios

      Sigue a AulaFácil en:

      Ránking Mundial Certificados
      Banner AulaFácil

      Este es un producto de AulaFacil S.L. - © Copyright 2009
      B 82812322 Apartado de Correos 176. Las Rozas 28230. Madrid (ESPAÑA)